Deja un comentario

La Cámara Argentina de Comercio se reunió con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray

La Cámara Argentina de Comercio mantuvo en el día de hoy un almuerzo con el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, para analizar distintos ítems que afectan al sector de comercio y servicios, particularmente las empresas PyMEs.

9_DSC_3601El Dr. Echegaray anunció la homologación de la nueva generación de controladores fiscales a ser aprobados por el INTI, que brindarán más y mejor información. Asimismo, comunicó que a partir del 1º de agosto comenzará la generalización de la obligación de emitir facturas electrónicas, pero dejará abiertos canales para excepciones para aquellos que tengan dificultad de implementación de la misma. De esta manera, la AFIP estará en condiciones de derogar la mayor parte de los regímenes de información que existen actualmente, ya que dispondrá de información de manera online.

En relación a los planes de facilidades de pago, la CAC propuso: a) elevar los montos para acceder a los planes de facilidades de deuda corrientes a los establecidos para encuadrar como empresa PyME por la resolución 50/2013 de la SEPYME, b) eliminar las condiciones de personal en relación de dependencia y de mantenimiento de la nómina, c) incorporar un plan sin límite de monto de ventas y sin reducción de tasas de interés respecto de la tasa de intereses resarcitorios para dificultades financieras eventuales de empresa no PYME, y d) incorporar un plan de mediano plazo para regularizar ajustes de inspección o sentencias desfavorables al contribuyente del Tribunal Fiscal de la Nación. Desde la AFIP manifestaron que se va a proponer un plan de pago para ajustes de inspección de 36 cuotas.

En relación a la consulta de la CAC sobre las negociaciones que está llevando la AFIP en materia de tributación internacional, Ricardo Echegaray manifestó que el convenio con Suiza está aprobado en la Argentina y está en tratamiento en el parlamento suizo. A su vez, se completó la negociación de doble imposición con México y está muy avanzada la negociación de un nuevo convenio con Chile.

Echegaray compartió con la CAC la necesidad de eliminar las mayores distorsiones del régimen de impuesto a las ganancias para los empleados en relación de dependencia.

En la reunión se abordó también la problemática de la venta ilegal en sus distintos formatos y su importante afectación al comercio de todo el país, particularmente las PyMEs.

De la reunión participaron Ricardo Echegaray, Guillermo Michel, Guillermo Cabezas y Fabián Di Rissio, por la Administración Federal de Ingresos Públicos; y Jorge Di Fiori, Eduardo Eurnekián, Guillermo Dietrich, Alberto Dragotto, Luis Bertolini, Manuel Ribeiro, Alberto Grimoldi, Luis Campaña, Norberto Capellán, Juan Carlos Chervatin, María Luisa Macchiavello, Martín Schulz, Julita Maristany, Daniel Calzetta, Jorge Carmona, Santiago Cambra, Víctor Dosoretz, Ana Sumcheski y José Luis González Selmi, por la CAC.

Fuente: texto y foto publicados por la Cámara Argentina de Comercio (25/2/2015)

Seleccionado por Editorial Errepar

Deja un comentario

Industria de la construcción. Caducidad de la libreta de fondo de cese laboral el 13 de marzo de 2015

INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN. CADUCIDAD DE LA LIBRETA DE FONDO DE CESE LABORAL EL 13 DE MARZO DE 2015

Recordamos que el próximo 13 de marzo de 2015, inclusive, dejará de tener vigencia la Libreta de Fondo de Cese Laboral del sistema anterior en soporte papel, conforme a lo dispuesto por la resolución (IERIC) 22/2014.

Fuente: Editorial Errepar

Deja un comentario

RESOLUCIÓN (IERIC) 22/2014 | Industria de la construcción. IERIC. Caducidad de libreta de aportes del sistema anterior. Prórroga hasta el 13/3/2015

RESOLUCIÓN (IERIC) 22/2014 | Industria de la construcción. IERIC. Caducidad de libreta de aportes del sistema anterior. Prórroga hasta el 13/3/2015

JURISDICCIÓN: Nacional
ORGANISMO: Inst. Estadística y Registro Ind. de la Construcción
FECHA: 11/03/2014
BOL. OFICIAL: 14/03/2014

Art. 1 – Se prorroga hasta el 13/3/2015 inclusive el plazo de caducidad de las libretas del sistema anterior en soporte papel previsto por el artículo 1 “in fine” de la resolución (IERIC) 20/2013.

Art. 2 – Se ratifica lo dispuesto por los artículos 2 y 3 de la resolución (IERIC) 18/2011.

Art. 3 – De forma.

Deja un comentario

RESOLUCIÓN (SRT) 525/2015 | Trabajo y previsión social. Riesgos del trabajo. Procedimiento administrativo para la denuncia de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales. Actualización

RESOLUCIÓN (SRT) 525/2015 | Trabajo y previsión social. Riesgos del trabajo. Procedimiento administrativo para la denuncia de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales. Actualización

JURISDICCIÓN: Nacional
ORGANISMO: Superint. Riesgos del Trabajo
FECHA: 24/02/2015
BOL. OFICIAL: 27/02/2015

VISTO:

El expediente 180.734/14 del Registro de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), la ley 24557, el decreto 717 de fecha 28 de junio de 1996, las resoluciones (SRT) 70 de fecha 1 de octubre de 1997, 310 de fecha 10 de setiembre de 2002, 502 de fecha 12 de diciembre de 2002, 840 de fecha 22 de abril de 2005, 1601 de fecha 12 de octubre de 2007, 1604 de fecha 16 de octubre de 2007, 1389 de fecha 16 de setiembre de 2010, 1838 de fecha 1 de agosto de 2014, 3326 y 3327 ambas de fecha 9 de diciembre de 2014, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 31 apartado 2, inciso c) de la ley 24557 establece la obligación de los empleadores de denunciar a las aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) y a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) los accidentes y enfermedades profesionales que se produzcan en sus establecimientos.

Que, asimismo, del aludido artículo 31, apartado 1, surge el deber de las ART de registrar, archivar e informar lo relativo a los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Que el artículo 30 de la ley 24557, extiende dichos deberes a los empleadores autoasegurados (EA).

Que la información requerida en las citadas denuncias es un elemento sustantivo para programar las acciones preventivas y de control que la ley de riesgos del trabajo le asigna a esta SRT.

Que, por su parte, el decreto 717 de fecha 28 de junio de 1996 ha establecido los mecanismos a los que deben ajustarse las mentadas denuncias, facultando a esta SRT a establecer los requisitos mínimos.

Que mediante las resoluciones (SRT) 840 de fecha 22 de abril de 2005 -modif. por la R. (SRT) 1601 de fecha 12 de octubre de 2007- y 1604 de fecha 16 de octubre de 2007, se establecieron los procedimientos administrativos para la denuncia de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y los respectivos modelos de los formularios a utilizar a fin de documentar los procesos involucrados en tal procedimiento; además se crearon los “Registros de Enfermedades Profesionales” y de accidentes de trabajo respectivamente.

Que posteriormente por resolución (SRT) 3326 de fecha 9 de diciembre de 2014 se estableció el “Registro Nacional de Accidentes Laborales” (RENAL), el cual absorbe los datos del “Registro de Accidentes de Trabajo” normado por la mencionada resolución (SRT) 1604/2007 y, se derogó esta última norma. Asimismo, mediante resolución (SRT) 3327 de fecha 9 de diciembre de 2014 se efectuaron modificaciones al diseño de datos del “Registro de Enfermedades Profesionales” y se derogó la resolución (SRT) 1601/2007.

Que en función de las modificaciones de la mencionada normativa, y en base a la experiencia acumulada corresponde actualizar el procedimiento administrativo para las denuncias, tanto de accidentes de trabajo como de enfermedades profesionales, incorporando asimismo la notificación a realizar en caso de detectarse patologías preexistentes no relacionadas con la respectiva contingencia.

Que, a su vez, a fin de evitar la dispersión normativa y lograr su adecuada comprensión, se estima pertinente unificar los citados procedimientos administrativos establecidos oportunamente en las resoluciones (SRT) 840/2005 y 1604/2007.

Que en virtud de lo expuesto en los considerandos precedentes, corresponde derogar los artículos 2, 3, 4, 7 y los Anexos I, II y III de la resolución (SRT) 840/2005; y la resolución (SRT) 1389 del 16 de setiembre de 2010.

Que la Gerencia de Asuntos Legales se ha expedido en orden a su competencia.

Que la presente se dicta en uso de las facultades conferidas por los artículos 36 y 38 de la ley 24557 y por el artículo 35 del decreto 717/1996.

Por ello,

EL SUPERINTENDENTE DE RIESGOS DEL TRABAJO

RESUELVE:

Art. 1 – Apruébase el “Procedimiento administrativo para la denuncia de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales” que se regirá por las disposiciones previstas en el Anexo I que forma parte de la presente resolución.

Art. 2 – Apruébase el Anexo II, que forma parte integrante de esta resolución, mediante el cual se establecen los datos mínimos que deben contener los formularios o los instrumentos que las aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) y empleadores autoasegurados (EA) implementen en su reemplazo, a utilizar en el procedimiento estipulado en el artículo precedente.

Art. 3 – Deróganse los artículos 2, 3, 4, 7 y los Anexos I, II y III de la resolución (SRT) 840 de fecha 22 de abril de 2005; y la resolución (SRT) 1389 del 16 de setiembre de 2010 y toda otra disposición que se oponga a lo dispuesto en la presente resolución.

Art. 4 – La presente norma entrará en vigencia a partir del día 2 de marzo de 2015.

Art. 5 – De forma.

ANEXO I

“PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO PARA LA DENUNCIA DE ACCIDENTES DE TRABAJO Y ENFERMEDADES PROFESIONALES”

1. Instrucciones e información:

1.1. La aseguradora de riesgos del trabajo (ART) elaborará y entregará material informativo a los empleadores sobre los pasos a ejecutar en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, conforme establecen las resoluciones de esta Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) 70 de fecha 1 de octubre de 1997 (arts. 1 y 3), 310 de fecha 10 de setiembre de 2002 y N° 502 de fecha 12 de diciembre de 2002.

1.2. El material informativo será entregado al empleador en el momento de la afiliación/renovación o durante la primera visita que se le efectúe -adjunto a la entrega de los instrumentos para formalizar la denuncia-, en un formato tal que asegure su comprensión y facilite su comunicación.

1.3. El material informativo para la adecuada atención de un accidente de trabajo o de una enfermedad profesional deberá ser actualizado cuando se produzca alguna modificación a los fines del procedimiento de denuncia de tales contingencias y/u otorgamiento de las prestaciones prevista por el artículo 20 de la ley 24557.

1.4. Los empleadores deberán poner en conocimiento de los trabajadores las instrucciones pertinentes recibidas de la ART acerca del procedimiento a seguir en caso de accidente de trabajo o de enfermedad profesional, dejando constancia escrita con la firma de cada trabajador.

2. Obligación de los trabajadores

Los trabajadores están obligados, siempre y cuando su condición médica lo permita, a informar en forma inmediata al empleador todos los accidentes que le ocurran por el hecho o en ocasión del trabajo, o en el trayecto entre su domicilio y el lugar de trabajo, por sí mismos o a través de un tercero, como así también sobre aquellas enfermedades que contrajeran a causa de la tarea realizada o al medio ambiente de trabajo.

3. Atención del trabajador:

3.1. Cuando el trabajador reportara al empleador un accidente de trabajo o una enfermedad profesional, este último deberá solicitar en forma inmediata las prestaciones en especie para aquel, de acuerdo con las instrucciones que recibiera oportunamente de parte de la ART. Dicha atención también podrá ser gestionada directamente ante la ART o un prestador por ella habilitado, por el propio trabajador, sus derechohabientes o cualquier persona que haya tenido conocimiento de la contingencia.

3.2. El trabajador accidentado o que hubiera contraído una enfermedad profesional recibirá del prestador médico, en forma inmediata las prestaciones en especie definidas por la normativa vigente. El empleador, a fin de facilitar la atención del trabajador, proporcionará al prestador, nombre y apellido del trabajador, número de CUIL, razón social del empleador, número de CUIT y aseguradora, motivo o lesión por la que se solicita la atención, agente causante de la lesión y tarea que desarrolla el trabajador, a través del instrumento que esta última tenga implementado. La demora en la entrega de dicha información no será admitida como motivo para justificar la falta de asistencia médica. El prestador dejará constancia escrita en la historia clínica de la fecha y hora de la primera atención.

3.3. El trabajador recibirá del prestador asistencial en la primera vez que sea atendido, una constancia de parte médico de ingreso, según el Modelo A que se consigna en el Anexo II de la presente resolución, en la que quedará documentado como mínimo el motivo de la consulta, sus datos personales, los datos del empleador, los datos del prestador y la descripción del motivo de la consulta, si el tratamiento se otorgará con o sin baja laboral y, de otorgarse tratamiento sin baja laboral se especificará la fecha de retorno al trabajo. A su vez, deberá ser debidamente firmada y sellada por el profesional interviniente.

Si la contingencia fuese sin días de baja laboral, la constancia de parte médico de ingreso, se entregará conjuntamente con el Formulario “Constancia de Alta Médica” incluido en el Anexo de la resolución (SRT) 1838 de fecha 1 de agosto de 2014 y determinará la finalización de la incapacidad laboral temporaria (ILT).

Si la contingencia fuese con baja laboral, una vez que el trabajador damnificado se encuentra en condiciones de alta médica, la emisión del formulario “Constancia de Alta Médica” antes mencionado constituirá notificación del cese de la incapacidad laboral temporaria (ILT), estándose a lo dispuesto en la resolución (SRT) 1838/2014.

La ART podrá instrumentar constancias de asistencia médica para las consultas posteriores, en cuyo caso deberá observar que estas contengan los elementos necesarios para identificar adecuadamente al trabajador, el siniestro, el motivo de la consulta, el tipo de contingencia, el empleador, el prestador y la fecha de asistencia.

4. Denuncia del accidente de trabajo o de la enfermedad profesional:

4.1. El empleador está obligado a denunciar ante la ART, de forma directa e inmediatamente de conocida, toda contingencia que sufran sus dependientes o bien a complementar la información ya brindada por el damnificado si este realizó la denuncia ante la ART o prestador médico.

La información a aportar por parte del empleador en relación a la contingencia sufrida por el trabajador damnificado, independientemente de su categorización de “con baja” o “sin baja” laboral, deberá ser proporcionada dentro del plazo máximo de cuarenta y ocho (48) horas de haber tomado conocimiento de la misma, volcando los datos de la contingencia en el Formulario de Denuncia de Accidente de Trabajo o de Enfermedad Profesional -según corresponda-, el cual deberá ajustarse al Modelo C estipulado en el Anexo II de la presente resolución.

El original del mencionado documento será para la ART y una copia será para el empleador. En caso que el empleador no cumpliera con esta obligación, la ART deberá denunciar el hecho ante la SRT, no pudiendo la omisión del empleador ser causal de rechazo del accidente de trabajo o de la enfermedad profesional.

4.2. En relación a los códigos correspondientes a formas del accidente de trabajo, zona del cuerpo afectada, código de descripción de la lesión y agente material asociado serán de aplicación las tablas especificadas en la normativa relativa al intercambio de información para el Registro Nacional de Accidentes Laborales (RENAL) y para el Registro de Enfermedades Profesionales.

4.3. Si la ART tuviera implementado un sistema de intercambio digital de información podrá autorizar al empleador a realizar la denuncia por esa vía, debiendo la ART tomar los recaudos necesarios a fin de garantizar la inalterabilidad de los datos denunciados.

4.4. El empleador deberá entregar al trabajador una copia de la denuncia presentada con motivo de las dolencias que sufriera, debiendo proporcionársela sin anteponer condición de ninguna naturaleza.

4.5. En caso de accidente de trabajo, si la ART se notificase por medio del trabajador o por un tercero, deberá efectuar la denuncia correspondiente a la SRT, solicitando la información complementaria al empleador. Se preservará siempre y en todos los casos, la debida confidencialidad de los datos.

4.6. Si la ART detectase la enfermedad profesional en ocasión de realizar exámenes médicos periódicos, debe efectuar la denuncia correspondiente a la SRT, solicitando la información complementaria al empleador. La ART notificará al empleador y al trabajador de forma fehaciente la registración de la enfermedad profesional. Para el caso de que la ART fuera notificada de una enfermedad profesional por parte del trabajador o de un tercero, deberá poner en conocimiento dicha circunstancia al empleador en el término de diez (10) días hábiles de recibida la notificación. Si esta notificación proviniese exclusivamente de un tercero, la ART notificará de igual forma al trabajador. Se preservará siempre y en todos los casos la debida confidencialidad de los datos.

5. Notificaciones:

5.1. Si la ART dispusiera el rechazo del carácter laboral del accidente o profesional de la enfermedad, deberá notificar dicha circunstancia por medio fehaciente al trabajador y al empleador, informando los conceptos mencionados en el Formulario de Notificación de Rechazo, según Modelo B obrante en el Anexo II de la presente resolución.

5.2. Si con motivo de las prestaciones que se otorguen a un trabajador damnificado, se detectara -en cualquier etapa del tratamiento-, una patología de naturaleza inculpable y/o preexistente, no relacionada con la contingencia oportunamente denunciada y aceptada, la ART deberá comunicar dicho hallazgo por medio fehaciente al trabajador y al empleador, utilizando el Modelo D obrante en el Anexo II de la presente resolución.

5.3. La ART notificará a la SRT los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales dentro del plazo y medios establecidos en la normativa relativa al intercambio de información para el Registro Nacional de Accidentes Laborales (RENAL) y para el Registro de Enfermedades Profesionales.

5.4. La ART deberá remitir al servicio de medicina del trabajo del empleador cualquier tipo de información periódica sobre el estado de salud del trabajador y toda información adicional que ese servicio le solicite.

5.5. El empleador podrá ser informado sobre los alcances del punto anterior por medios escritos o acceder a la información no médica, por vía electrónica a través de accesos web.

6. Empleadores autoasegurados:

Los empleadores autoasegurados deberán cumplir con este procedimiento desempeñando el rol de empleador y aseguradora, según corresponda.

ANEXO II

MODELOS DE LOS FORMULARIOS RELACIONADOS CON DENUNCIA DE ACCIDENTE DE TRABAJO Y DE ENFERMEDAD PROFESIONAL

Modelo A: Constancia de parte médico de ingreso

Es el documento que da cuenta de la evaluación realizada por el profesional médico del estado de salud del trabajador al momento de realizar la primera consulta ante el prestador asistencial. Este formulario deberá contener como mínimo los datos que se listan a continuación.

1. ART/empleador autoasegurado.

2. Lugar y fecha de la asistencia médica.

3. Número de siniestro (si se cuenta con el dato).

4. Datos del trabajador: apellido y nombre, CUIL, tipo y número de documento, fecha de nacimiento, sexo, domicilio, teléfono fijo y teléfono celular.

5. Datos del empleador: apellido y nombre o razón social de la empresa y CUIT.

6. Domicilio del establecimiento donde ocurrió el accidente.

7. Datos del prestador: nombre del establecimiento asistencial, domicilio completo, teléfonos incluyendo fax y dirección de correo electrónico.

8. Descripción del motivo de consulta.

8.1. Tipo de contingencia: (accidente por el hecho o en ocasión del trabajo, accidente in itinere, enfermedad profesional, intercurrencia).

8.2. Fecha y hora del accidente/primera manifestación invalidante (PMI).

8.3. Fecha y hora de inicio de la primera inasistencia laboral (de corresponder).

8.4. Diagnóstico.

8.5. Indicaciones, tratamiento.

8.6. Fecha de la próxima revisión (de corresponder).

8.7. Corresponde baja laboral: sí/no.

8.8. Fecha probable de alta (en caso de ser posible).

8.9. Firma y aclaración del trabajador.

8.10. Firma y sello del médico con número de matrícula.

Modelo B: Notificación de rechazo del accidente de trabajo o de la enfermedad profesional.

Es el instrumento a través del cual la ART o el EA, comunica el rechazo del carácter laboral del accidente o de la enfermedad profesional. Este formulario deberá contener como mínimo la siguiente información:

1. Lugar y fecha de emisión del documento de notificación.

2. Número de siniestro.

3. Fecha del accidente de trabajo/primera manifestación invalidante (PMI).

4. Fecha de notificación de la denuncia del accidente de trabajo o de la enfermedad profesional.

5. Datos del trabajador: apellido y nombre, CUIL, tipo y número de documento y domicilio.

6. Fundamentación del rechazo (conf. la L. 24557 y normativa vigente de la SRT). El instrumento debe contener al pie una leyenda que exprese el siguiente mensaje “Señor Trabajador: en caso de discrepancia con esta decisión Ud. puede concurrir a la Comisión Médica, sita en…” (debiéndose consignar a continuación la dirección, horario y teléfonos de la Comisión Médica correspondiente a la jurisdicción del domicilio donde reside el trabajador), dentro del plazo de dos (2) años previsto por el artículo 44 de la ley 24557.

Modelo C: Denuncia de la contingencia por parte del empleador a la ART.

I. Para accidente de trabajo.

Es el instrumento que recibe la ART o el EA y en el que se asientan los datos del accidente de trabajo. Deberá contener como mínimo la siguiente información:

1. Empleador.

1.1. Nombre de la empresa (razón social).

1.2. CUIT.

1.3. ART.

1.4. Número contrato.

1.5. Empresa subcontratada: sí/no.

1.6. CUIT de ocurrencia.

1.7. Domicilio del establecimiento/sede o lugar donde se produjo la contingencia.

1.8. Código postal correspondiente al domicilio del establecimiento/sede o lugar donde se produjo la contingencia.

1.9. Provincia donde se detectó la contingencia.

2. Datos del trabajador.

2.1. Nombre y apellido.

2.2. CUIL (o tipo y número de documento en caso de que no tuviera CUIL – s/tabla).

2.3. Sexo.

2.4. Domicilio.

2.5. Teléfono.

2.6. Fecha de nacimiento.

2.7. Fecha de ingreso.

2.8. Puesto de trabajo al momento de ocurrencia del accidente (CIUO).

2.9. Antigüedad en el puesto en donde se accidentó.

3. Datos del accidente de trabajo.

3.1. Fecha del accidente.

3.2. Hora del accidente.

3.3. Tipo de accidente (por el hecho o en ocasión del trabajo/ accidente in itinere/intercurrencia).

3.4. Fecha de inicio de la inasistencia laboral.

3.5. Forma del accidente (s/tabla RENAL).

3.6. Agente material asociado (s/tabla RENAL).

3.7. Descripción de la lesión (s/tabla RENAL).

3.8. Zona del cuerpo (s/tabla RENAL).

4. Breve descripción del hecho.

5. Fecha de elaboración del formulario.

6. Firma y aclaración del denunciante.

II. Para enfermedad profesional

Es el instrumento que recibe la ART o el EA y en el que se asientan los datos de la enfermedad profesional. Deberá contener como mínimo la siguiente información:

1. Empleador.

1.1. Nombre de la empresa (razón social).

1.2. CUIT.

1.3. ART.

1.4. Número contrato.

1.5. Empresa subcontratada: sí/no.

1.6. CUIT de ocurrencia.

1.7. Domicilio del establecimiento o sede donde se detectó la contingencia.

1.8. Código postal correspondiente al domicilio del establecimiento o sede donde se detectó la contingencia.

1.9. Provincia donde se detectó la contingencia.

2. Datos del trabajador.

2.1. Nombre y apellido.

2.2. CUIL (o tipo y número de documento en caso de que no tuviera CUIL – s/tabla).

2.3. Sexo.

2.4. Domicilio.

2.5. Teléfono.

2.6. Fecha de nacimiento.

2.7. Fecha de ingreso.

2.8. Puesto de trabajo al momento del diagnóstico de la enfermedad profesional (CIUO).

2.9. Antigüedad en el puesto.

2.10. Fecha de último examen periódico.

3. Datos de la enfermedad denunciada.

3.1. Descripción de la enfermedad denunciada.

3.2. Agente causante (s/tabla REP).

3.3. Agente material asociado (s/tabla REP).

3.4. Tiempo de exposición al agente (en meses).

3.5. Fecha del diagnóstico de la enfermedad denunciada.

3.6. La enfermedad se diagnosticó en:

- Examen preocupacional.

- Examen periódico.

- Examen por transferencia de actividad.

- Examen por ausencia prolongada.

- Examen de egreso.

- Consulta en obra social.

- Consulta en hospital público.

- Consulta en ámbito público no hospitalario (sala, CAP, etc.).

- Consulta en sanatorio, clínica o consultorio privado.

- Por peritaje judicial.

- Prestador de ART.

4. Fecha de elaboración del formulario.

5. Firma y aclaración del denunciante.

Modelo D: Notificación de hallazgo de patología preexistente/inculpable/no relacionada con la contingencia aceptada.

Es el instrumento a través del cual la ART o el EA, comunica el hallazgo de una patología preexistente/inculpable/no relacionada con la contingencia aceptada. Este formulario deberá contener como mínimo la siguiente información:

1. Lugar y fecha de emisión del documento de notificación.

2. Número de siniestro.

3. Fecha del accidente de trabajo/primera manifestación invalidante (PMI).

4. Fecha de notificación de la denuncia del accidente de trabajo o de la enfermedad profesional.

5. Datos del trabajador: apellido y nombre, CUIL, tipo y número de documento y domicilio.

6. Datos de la contingencia aceptada.

7. Descripción de la patología detectada en el tratamiento, no relacionada con la contingencia aceptada.

8. Procedimiento mediante el cual se detectó la patología no relacionada con la contingencia aceptada.

9. Texto modelo:

La notificación de hallazgo de patología inculpable/preexistente no relacionada con la contingencia previamente aceptada deberá poseer el siguiente formato:

“Señor Trabajador: Nos dirigimos a usted a efectos de informarle que durante el tratamiento efectuado como consecuencia de la contingencia denunciada y aceptada por esta Aseguradora, registrada como siniestro número…, se detectó a través de… (especificar técnica, estudios realizados, etc.) que presenta una patología de naturaleza inculpable/preexistente no relacionada con el hecho denunciado, consistente en: (descripción de la patología detectada). Por lo expuesto, y a los efectos del debido cuidado de su salud le recomendamos canalizar la atención de la misma a través de la obra social o cobertura médica que Ud. posea.

Asimismo, comunicamos a Ud. que el hallazgo de la mencionada patología no afecta el tratamiento a otorgar en relación a la contingencia aceptada por esta ART/EA, consistente en (descripción de la patología aceptada)”.

El instrumento debe contener al pie una leyenda que exprese el siguiente mensaje: “Señor Trabajador: en caso de discrepancia con esta decisión, Ud. puede concurrir a la Comisión Médica, sita en…”. (Debiéndose consignar a continuación la dirección, horario y teléfonos de la Comisión Médica correspondiente a la jurisdicción del domicilio donde reside el trabajador).

Fuente: Editorial Errepar

Deja un comentario

El Central fijó el nuevo tope de transferencias gratuitas en $ 50.000

El Banco Central (BCRA) resolvió ayer que todas las transferencias de fondos que se cursen por ventanilla o por medios electrónicos serán gratuitas hasta un monto de $ 50.000 por día.

cc270215f003f12_jpg_1328648940La autoridad monetaria elevó el límite diario que existía hasta el momento, de $ 20.000, y además incorporó el carácter gratuito de las transferencias realizadas por ventanilla hasta el monto mencionado, las que hasta el momento eran objeto de aplicación de comisiones por parte de las entidades financieras.

En un comunicado, el BCRA informó que “la medida se orienta a impulsar la bancarización y a dar más beneficios a los usuarios de servicios financieros, que tendrán así a disposición mayor acceso a los medios electrónicos de pago”.

Al mismo tiempo, el organismo monetario fijó una nueva escala de comisiones máximas para aquellas transferencias realizadas por ventanilla que superen los $ 50.000 por día. En tal sentido, en las operaciones mayores a $ 50.000 y hasta $ 300.000 la comisión máxima que se podrá aplicar será de $ 30. En tanto, las transferencias que superen los $ 300.000 podrán ser objeto de una comisión de hasta $ 200.

Asimismo, el banco que preside Alejandro Vanoli decidió extender la gratuidad de las transferencias y el mencionado esquema de comisiones máximas a aquellas que se realicen en dólares. En este caso, las transferencias en moneda estadounidense serán gratuitas hasta el equivalente a $ 50.000 por día.

Cabe señalar que la cantidad de transferencias en pesos cursadas por home banking, cajeros automáticos y ventanilla de hasta $ 50.000 diarios representaron en 2014 el 98% del total de operaciones de esta naturaleza.

Es la segunda vez que el Banco Central modifica los límites desde que en noviembre de 2010 aplicó la gratuidad de este tipo de operaciones. Hace más de cuatro años informó que lo que buscaba con la medida era estimular estas operaciones y disminuir la utilización de dinero en efectivo.

También en aquel momento el BCRA acordó con el sistema financiero que se trabajaría en afianzar los mecanismos informáticos y de seguridad para ir aumentando los montos. Así fue como el 1 de septiembre de 2013, inflación mediante, entró en vigencia un nuevo límite diario de $20.000. Restará ver, en un futuro, hasta dónde se fijará el tope.

Fuente: texto e imagen publicados por El Cronista Comercial (27/2/2015)

Seleccionado por Editorial Errepar

Deja un comentario

Consulta frecuente. En caso de disponerse el cierre del establecimiento por vacaciones, ¿qué recaudos deben tomarse y qué efectos produce sobre los trabajadores?

CIERRE DEL ESTABLECIMIENTO POR VACACIONES. EFECTOS

En caso de disponerse el cierre del establecimiento por vacaciones, ¿qué recaudos deben tomarse y qué efectos produce sobre los trabajadores?

De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 153 de la LCT, en caso de suspensión de las actividades del establecimiento por vacaciones por un período superior al tiempo de licencia que corresponda a los trabajadores, se considera que media una suspensión de hecho hasta que se reinicien las tareas habituales del establecimiento. Para que dicha suspensión tenga efecto, deberá estarse al cumplimiento de los requisitos establecidos por el artículo 218 de la LCT y contar previamente con la autorización expresa de la Autoridad de Aplicación correspondiente, admitiendo la justa causa que se invoque.
Por otra parte, el cierre del establecimiento puede afectar solo una sección, división o sector del mismo, o bien su totalidad, entendiéndose como tal el cierre físico.
En cuanto a los requisitos que deberán cumplimentarse para poder aplicar la suspensión de actividades establecida por el artículo 153 de la LCT, la suspensión por cierre por vacaciones del establecimiento deberá fundarse en justa causa, para lo cual el empleador deberá demostrar la existencia de una situación de falta o disminución de trabajo que no le resulta imputable. Por otra parte, como debe cumplir con el deber de ocupación, tiene asimismo que demostrar el impedimento que lo exime de cumplir con este deber. A dichos efectos, la doctrina señala que debe tratarse de un motivo inevitable y que resulte ajeno a la voluntad del empleador. También deberá poder demostrarse, cuando el cierre afecte solo una parte del establecimiento, que no se pudo destinar al trabajador con derecho al goce de un período inferior al del cierre a otra sección o puesto de trabajo. Deberá cumplirse con la formalidad de requerir la autorización del Ministerio de Trabajo. Los trabajadores tendrán derecho a los salarios caídos durante el tiempo de la suspensión cuando no se pueda justificar la causa de la suspensión o falten algunos de los requisitos establecidos por el artículo 218 de la LCT. También será procedente el reclamo de salarios caídos cuando el empleador no pueda demostrar la causa que le impidió reubicar al trabajador sin derecho al descanso en otra sección de la empresa.

Fuente: Editorial Errepar

Deja un comentario

Dólar ahorro: la AFIP autorizó la compra de u$s3.000 millones pero querrá “verlos” en las declaraciones juradas

La salidad de billetes por ventanillas oficiales no cesa. Algunos mantienen esas divisas bajo el colchón, otros las usaron en viajes y están los que las revendieron en el circuito blue. El fisco pondrá la lupa en que las presentaciones sean consistentes con los montos que validó a cada particular.

Por Gonzalo Chicote

A lo largo del año pasado, y aprovechando la flexibilización que otorgara el Gobierno al “cepo cambiario”, muchos fueron los argentinos que hicieron uso de la posibilidad de comprar dólares al tipo de cambio oficial.

En efecto, y tal como surgen de los informes que elabora la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en 2014 se efectivizaron más de 4.600.000 operaciones que movilizaron casi $25.000 millones (ver cuadro).

414297

Así, los empleados en relación de dependencia, autónomos y monotributistas pudieron adquirir casi u$s3.000 millones que destinaron al ahorro, a viajar o hacer frente a algunas obligaciones pactadas en billetes verdes.

Ahora, con el cierre del año fiscal (31 de diciembre de 2014), los dos primeros deberán “recordar” qué hicieron con cada uno de los dólares que compraron, ya que este año tendrán que declararlos ante la AFIP.

En efecto, aquellas personas que estén obligadas a abonar el Impuesto a las Ganancias (es decir, todos los trabajadores independientes y empleados que hayan percibido más de $15.000 brutos en alguno de los meses comprendidos entre enero y agosto de 2013) deberán explicarle al fisco el destino que tuvieron las divisas adquiridas.

Especialistas consultados por iProfesional dieron cuenta de una serie de “tips” que deben tener presentes aquellos obligados a cumplir con la presentación de la declaración jurada del gravamen.

Qué cuestiones hay que tener en cuenta

Gustavo Carreño, miembro del estudio Enrique Scalone & Asociados, recordó que “para las personas físicas las compras de moneda extranjera influyen, fundamentalmente, en la justificación patrimonial que deben realizar en la presentación de su declaración jurada de Ganancias”.

El especialista especificó que “deberán tener justificados los fondos con los que han adquirido esas divisas. Es decir, que los mismos hayan provenido de rentas declaradas, ya sea que se encuentren gravadas o no en el tributo”.

Adicionalmente, Carreño señaló que “se debe tener en cuenta que estas adquisiciones incrementan el stock de moneda extranjera que el particular debe declarar al cierre”.

“Sólo podría verse reducido en el caso de ventas en el mercado oficial o por gastos en moneda extranjera debidamente demostrables (por ejemplo: erogaciones por viajes al exterior)”, añadió.

Del mismo modo, Fernanda Laiún, socia del estudio Laiún, Fernández Sabella & Smudt, sostuvo que “la compra de dólares para ahorro implica hacer un seguimiento de cada divisa desde su adquisición hasta el 31 de diciembre”.

“La persona debe demostrar que viajó al exterior o haber hecho alguna transacción registrada -del tipo escritura o alquiler- donde específicamente figure que usó dólares”, indicó.

El experto aclaró que “si no se gastaron, deben declararse como parte del patrimonio al 31 de diciembre de 2014″.

Un dato no menor, y que tampoco puede olvidarse al momento de confeccionar la declaración jurada de Ganancias, es la percepción del 20% que deben abonar los que adquieren moneda extranjera.

Es que, al momento de flexibilizar el cepo cambiario, el Gobierno estableció un recargo que luego podía ser utilizado a modo cancelación anticipada parcial del gravamen. Y, si bien no se les cobraría a quienes depositaran durante un año estos fondos, menos del 10% hizo uso de esta opción.

Al respecto, Carreño recordó que “quienes no opten por dejar las divisas depositadas, se les percibe un 20% en concepto de pago a cuenta del impuesto”. Y, por lo tanto, “dichas percepciones deben computarse en la declaración jurada anual”.

Una problemática para liquidar

Por su parte, Iván Sasosvsky, titular de Sasovsky & Asociados, señaló que “el tema de la restricción para la adquisición de moneda extranjera genera un problema directo en la determinación de la diferencia de cambio”.

En este sentido, el especialista indicó que esto sucede porque “aquello que se tiene en posesión ostenta un valor mayor para quienes lo reciben que para el fisco, por lo que se genera una diferencia y la imposibilidad de determinar correctamente el monto consumido”.

El experto recordó que “la determinación del consumo del contribuyente surge de su nivel de vida. Si no puede justificar patrimonialmente los gastos en los que incurrió, la declaración jurada es inconsistente y, por lo tanto, impresentable”.

En este aspecto, aclaró que, al presentarla “estamos dando un juramento de verdad ante un ente público”.

Consideró que “el fisco, al impedir reconocer el verdadero valor de la moneda extranjera, nos está forzando a dar un juramento falso haciéndonos cómplices de una maniobra injustificada, que desde el punto de vista tributario no tiene fundamentos”.

Sobre este tema, Sasovsky explicó que un tema similar ocurre con las adquisiciones de divisas efectuadas por las compañías.

En este sentido, el experto recordó que, “a efectos impositivos, los activos y pasivos en moneda extranjera, al cierre de ejercicio, deben valuarse según la cotización a esa fecha del Banco Nación Argentina”.

Por tal motivo, señaló que “si el tipo de cambio aplicado contablemente difiere del mencionado anteriormente, entonces deberá realizarse un ajuste en la valuación de los saldos finales de los activos y pasivos”.

“Asimismo si dicho tipo de cambio contable no es el real, la base ya es falsa, de modo tal que todo lo que de ella emerja correrá la misma suerte”, concluyó.

Bienes Personales: dólares sí, dólares no

Los especialistas consultados por este medio recordaron que las divisas adquiridas en el mercado cambiario oficial también pesan a la hora de liquidar el Impuesto sobre los Bienes Personales.

Al respecto, Laiún aclaró que “para aquellos que además tengan otros bienes, los dólares adquiridos y no gastados valuados al tipo de cambio del 31 de diciembre, suman a las propiedades, autos y otros bienes, que si superan los $305.000 deben pagar el gravamen”.

Por tal motivo, la especialista manifestó que las adquisiciones de moneda extranjera suman un elemento de control a la información que las personas deben compilar para sus declaraciones juradas anuales.

“Pensemos en un individuo que fue autorizado a comprar, por ejemplo, u$s1.000 por mes. Si al 31 de diciembre no viajó al exterior, o no se compró un producto en dólares, deberá incluir en su declaración jurada el monto (para el ejemplo u$s12.000) que, valuados al 31 de diciembre de 2015 ($8.46 por dólar) son $101.520″, ejemplificó Laiún.

Y concluyó: “Si a eso se le suman departamentos o autos con valuaciones fiscales u oficiales de $189.000, corresponderá el pago de Bienes Personales”.

Al respecto, Carreño puntualizó que “la base imponible de este tributo puede verse incrementada considerablemente al incluir el stock de moneda extranjera”.

Asimismo, los expertos aclararon que -en estos casos- es importante tener en cuenta en qué condiciones estaban las divisas adquiridas. Más precisamente, si estaban depositadas en algún banco o “debajo del colchón”.

Ocurre que, según lo establece la normativa vigente, si la persona hubiese tenido esos fondos -al 31 de diciembre de 2014- en una caja de ahorro en dólares, entonces ese dinero no estaría alcanzado por el gravamen.

Por el contrario, si por ejemplo, hubiese tenido las divisas en una caja de seguridad de un banco o, incluso, en su casa, las mismas formarían parte de la base imponible del tributo.

Vale recordar que Bienes Personales es un impuesto que alcanza el patrimonio de las personas y que se determina de acuerdo con la “foto” de los activos que posean al 31 de diciembre de cada año.

Por este motivo cobra relevancia este punto, ya que un particular que tuviera u$s5 millones en una caja de ahorro en dólares a fines del año pasado, no debería ocuparse de analizar el impacto del gravamen.

Como contrapartida, si esa misma persona, en vez de recurrir a una cuenta bancaria deja la plata en una caja de seguridad, debería abonar casi unos $530.000 por el impuesto (ya que se le aplicaría la alícuota más alta, que es del 1,25% del patrimonio).

Fuente: texto e imagen publicados por iProfesional.com (26/2/2015

Seleccionado por Editorial Errepar

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44.876 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: