201309.03
0
0

Después de Ganancias, la mesa de diálogo definirá cambios en el monotributo

Los gremios reclaman subir el monto que va a las obras sociales y los empresarios pyme, mejorar las escalas. La AFIP afirmó que los cambios dependerán de las negociaciones.

Por Esteban Rafele

Luego de actualizar el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias que pagan los trabajadores, el Gobierno avanza ahora en la actualización del régimen de monotributo. Los cambios tendrán una doble vía. Por un lado, el Ejecutivo deberá subir el monto que se destina a las obras sociales para saldar un reclamo de los gremios. Por el otro, en línea con un pedido de los empresarios pyme, habría cambios en las escalas para aliviar la situación de 1,6 millones de contribuyentes.
El administrador Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, dijo ayer en conferencia de prensa que los cambios en el régimen de monotributo están bajo análisis y que dependerán de los resultados de las rondas de diálogo tripartitas que se iniciaron hace dos semanas en Santa Cruz y que continuaron el miércoles pasado, cuando se oficializó el alivio a 1,5 millones de trabajadores que estaban alcanzados por el impuesto a las Ganancias.
Esta semana tendrán lugar las reuniones de las cinco comisiones que se conformaron luego de la ronda general de diálogo de la semana pasada y que se replicará en un mes. Echegaray afirmó que los cambios en el monotributo dependerán “de cómo se siga trabajando esta semana, de las reuniones de comisiones, vamos a tener varias esta semana con los sectores empresariales que iniciaron la rueda de diálogo, que se ha instrumentado con resultados bastante positivos”.
Quienes llevaron a la mesa de negociaciones las actualizaciones del monotributo y del régimen de autónomos fueron las organizaciones que nuclean a empresarios pyme: La Confederación General Empresaria (Cgera), presidida por Marcelo Fernández, y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), de Osvaldo Cornide.
Ambas entidades marcaron la preocupación de los comerciantes y empresarios pyme que quedaron presos de la falta de actualización del monotributo y del régimen de autónomos. Hoy, un empresario que facture más de $ 200.000 (para servicios) o $ 300.000 (para producción de bienes) al año queda excluido del monotributo y pasa a autónomos.
CAME busca, de mínima, una actualización en las categorías del monotributo similar a la suba del 20% en el mínimo no imponible de Ganancias que anunció el Gobierno para los salarios de hasta $ 25.000 brutos. “Hoy, con una pequeña facturación, el empresario paga un impuesto importante, pero queremos que eso se arregle sin desfinanciar al Estado”, dijo Fernández, de la Cgera.
A eso se suman los reclamos de la CGT que encabeza Antonio Caló, que pugna por aumentar la parte del impuesto que se destina a las obras sociales y, a la vez, destrabar el dinero que el Estado retiene del sistema médico.
Este año, la AFIP cruzó distintos datos, como ventas por tarjeta de crédito, y excluyó del monotributo a 27.700 contribuyentes en el primer semestre. La AFIP sostuvo que esas herramientas le permiten fiscalizar mejor y “limpiar” el impuesto de casos que deberían estar regidos por el régimen de autónomos. La AFIP no necesita pasar por el Congreso para cambiar las escalas.

Fuente: texto y foto publicados por El Cronista (3/9/2013)