201311.22
0
0

El Gobierno subirá impuestos internos a los autos de alta gama e importados

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, anunció el envío a la Cámara de Diputados de un proyecto de ley que impulsa el aumento de impuestos para autos, embarcaciones y aviones. El Ejecutivo apunta a que la suba se implemente desde enero del año próximo.

El flamante jefe de gabinete, Jorge Capitanich, anunció este viernes el envío a Diputados de un proyecto de ley que impulsa el aumento de los Impuestos Internos que alcanzan a los autos de alta gama, embarcaciones y aviones.

El Poder Ejecutivo apunta a que la suba se implemente a partir de enero del año próximo.

“Enviaremos hoy a la Cámara de Diputados un proyecto de ley con la modificación de la ley de impuestos internos sobre alícuotas variables para bienes suntuarios -autos de alta gama, enbarcaciones y aviones-, con el objeto de establecer mecanismos que signifiquen el desincentivo a la adquisición de los mismos”, aseveró Capitanich.

Desde el 2001 se viene suspendiendo la aplicación de los impuestos internos sobre los vehículos cuyo precio -antes de impuestos y del margen del concesionario- esté por debajo de un umbral que se define cada año.

En 2011 ese umbral fue de $212.500 y en 2012 se lo redujo a $150.000; ese mismo valor se mantuvo este año.

Eso significa que en la actualidad los autos cuyo precio antes de impuestos y del margen del concesionario es de al menos $150.000 están sujetos a una tasa de 12,5%, en el caso de los vehículos gasoleros, y de 10% para los demás.

El impacto del impuesto sobre el precio final de los vehículos no es menor. Un auto a nafta cuyo precio antes de impuestos y del margen del concesionario está justo por debajo de $150.000 tiene un precio de venta que ronda los $205.000, mientras que un auto con un precio de fábrica de $151.000 se vende, aproximadamente, a $230.000. En los gasoleros, la diferencia es aun mayor.

Capitanich aseguró que “quien quiera comprar bienes de lujo pagará más”, al tiempo que señaló que en el caso de las tarifas de servicios públicos, el que tenga “buenos ingresos” pagará la tarifa que corresponde y el que tenga bajos ingresos lo hará a precio subsidiado.

En una rueda de prensa en Casa de Gobierno, el flamante jefe de ministros tuvo su segundo contacto con la prensa, y allí dejó en claro que la política respecto a las tarifas de servicios públicos será de “protección social” hacia los que menos tienen.

“Los subsidios tienen como objetivo lograr que los empresarios tengan rentabilidad en la cadena productiva, y proteger el poder adquisitivo de los salarios de los consumidores y usuarios”, consignó.

Fuente: texto e imagen publicados por iProfesional.com (22/11/2013)