201312.23
0
0

Con empresarios y gremios, Gobierno anunció "batería de incentivos" para producción y bajar empleo informal

Con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, a la cabeza, el Gobierno se reunió con empresarios y sindicalistas con el fin de avanzar en temas de la agenda tripartita, como las paritarias 2014, inversión y metas económicas.

En el encuentro, que se llevó a cabo en Casa Rosada, el Gobierno anunció una “batería de iniciativas” para fomentar las inversiones en infraestructura relacionadas con la producción y reducir el empleo informal.

El ministro Kicillof anunció una serie de medidas que apuntan a reducir la tasa de informalidad laboral, y otras orientadas a fortalecer e incentivar la inversión y competitividad de las empresas.

Así lo expresó en conferencia de prensa en la continuidad hoy, en Casa de Gobierno, del diálogo tripartito con empresarios y sindicalistas, que tiene por objetivo “consolidar, profundizar y dar continuidad a esta década”.

En cuanto al combate a la informalidad laboral, señaló que “en esta década ganada, más de 40% de los trabajadores estaba en informalidad, y en estos diez años la hemos llevado a 34 por ciento”.

“La intención es en los próximos dos años reducir la tasa de no registro por debajo del 30 por ciento; es una tarea compleja y tripartita”, explicó.

En ese sentido, afirmó que “sólo con la participación de sindicatos, organizaciones empresariales y el Estado nacional podremos implementar esto que hemos llamado Plan Integral para la Reducción del No Registro”.

Con ese objetivo, se creará un registro de empleadores con sanciones laborales, y se va a conformar una unidad especial de fiscalizacion de trabajo regular.

Asimismo, se profundizará la aplicación de “convenios de responsabilidad, que son de especial importancia en las actividades vinculadas al sector primario, al sistema agroalimentario”.

Se implementará además un “subsidio al empleo para micro y pequeñas empresas. Cuando se trate de un incremento de la planta de personal (no rotación ni recambio), el Estado va a hacer un esfuerzo en términos de contribuciones patronales hasta dos años para apoyar el crecimiento de la planta de personal, en un marco regulatorio que ya está muy avanzado en su implementación”.

Por otra parte, para impulsar la competitividad de las economías regionales habrá dos medidas: por un lado, reintegros y devoluciones destinados a los exportadores, una compensación asociada a la presentación de proyectos de inversión que permitan ampliar la capacidad productiva y las exportaciones; y para las pequeñas empresas una automatización del sistema para que accedan más rápido a la compensación.

Kicillof adelantó que se ampliará la línea de crédito para la inversión productiva del BCRA, que este año cerrará con 52 mil millones de pesos de crédito para los sectores productivos, mitad grandes y otra mitad pequeñas y medianas empresas.

“El año que viene esa línea se va a ampliar en el primer semestre en 22 mil millones de pesos, y al cabo del año esperamos alcanzar los 100 mil millones de pesos de crédito a tasas razonables para sectores productivos”, aseguró.

Se refirió además al avance de las mejoras en el ferrocarril Belgrano Cargas, y dijo que están “a punto de concluir plan de inversiones que generará un cambio completo”.

Refirió asimismo “fuertes cambios en el sistema portuario que implican ampliación del acceso al puerto de Buenos Aires y nuevos accesos ferroviarios a los puertos, de forma tal de generar un plan integral para todos los puertos existentes”.

“La reducción de los costos de logística generan una mejora importantísima en la competitividad”, remarcó el ministro.

Por último, anunció que la presidente Cristina de Kirchner dispuso la creación de un Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FondeAr) que “es un gran fideicomiso destinado a ampliar y flexibilizar la oferta de crédito para proyectos estratégicos”.

Se destinará a “empresas privadas, asociaciones y cooperativas; a sectores estratégicos, que el Gobierno nacional considera centrales para continuar con esta senda de crecimiento, sectores con alto contenido tecnológico, en particular con relación a las universidades nacionales, y economías regionales”, y contará con un monto inicial de 10 mil millones de pesos, concluyó.

Por su parte, Capitanich dejó en claro que las medidas tendientes a bajar la tasa de empleo no registrado es para “lograr una transformación cualitativa de los trabajadores informales”.

Capitanich enumeró al financiamiento, la infraestructura y la devolución de reintegros, como los tres ejes que se trabajarán en el marco de la reunión.

“Estos tres temas lo que hacen es incrementar la tasa de inversión para que sea implementada en términos del PBI para producir más y mejor, evitando la apropiación del excedente por parte de un eslabón de la cadena de valor”, dijo Capitanich.

En tanto, en el tema financiamiento, Capitanich anunció que a partir del primer día hábil del año próximo, el Banco Central instrumentará una “batería de iniciativas que tienen que ver con incentivos para la aplicación de créditos a pymes para incrementar la oferta de bienes y servicios”.

Además, abogó por “más inversión pública, más inversión privada, mayor producción de bienes y servicios, más empleo”. “Esa es la instrucción de la Presidente (Cristina de Kirchner) que tenemos que trabajar para los próximos 30 días”, dijo Capitanich.

Antes del encuentro, Capitanich anticipó algunos de los anuncios que se efectuarán hoy durante la reunión que mantendrá junto a otros funcionarios con representantes de los empresarios y los sindicatos en Casa de Gobierno.

Capitanich anunció medidas para favorecer la inversión, en respuesta a la demanda del sector empresarial, vinculadas con mejoras de la infraestructura, logística integrada y energía.

“Se trata de la respuesta a demandas del sector empresarial, asociadas a mejoras en infraestructura y de la logística integrada, con el objetivo de mejorar los costos y la competitividad”, dijo Capitanich en su habitual conferencia de prensa matutina en Casa de Gobierno.

Citó como ejemplos las inversiones que se realizarán en el Ferrocarril Belgrano cargas, con financiamiento de China, a partir del 2014, y para la provisión de energía, a través de 15 proyectos estratégicos, y la mejora en el funcionamiento de puertos fluviales y marítimos.

Asimismo, el jefe de Gabinete reafirmó la meta del gobierno nacional de reducir “sustancialmente, en menos del 30 por ciento”, en los próximos dos años la informalidad laboral, lo que, según detalló, implica como meta la formalización de 350 mil trabajadores.

Capitanich consignó que, para lograr ese objetivo, serán implementadas tres líneas de acción: un trabajo “muy activo del Ministerio de Trabajo de la Nación en coordinación con las provincias”; la implementación de “subsidios a las contribuciones patronales en las pymes”; y la “instrumentación de la corresponsabilidad gremial”.

Del encuentro, que se lleva a cabo en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, participan, además de Capitanich y Kicillof, los ministros Débora Giorgi (Industria), Julio De Vido (Planificación), Carlos Tomada (Trabajo), y Florencio Randazzo (Interior y Transporte), entre otros funcionarios.

Por los sindicatos encabezan el titular de la CGT más cercana al Gobierno, Antonio Caló, junto a otros miembros de la central obrera, y por la CTA asiste Hugo Yasky, entre otros.

En representación de los empresarios están Héctor Méndez (UIA), Guillermo Goldberg (ADEBA), Carlos Heller (ABAPPRA), José Bereciattua (CAME), Carlos de la Vega (Cámara Argentina de Comercio), Carlos Weiss (Cámara Argentina de la Construcción), Daniel Funes de Rioja (COPAL), Juan Carlos Lascurain (ADMIRA), Marcelo Fernández, (CGE RA), Ider Peretti (CGE), y Osvaldo Rial (UIP).

Fuente: texto publicado por Ámbito Financiero (23/12/2013)