201401.15
0
0

El Gobierno admitirá una pauta salarial de 25% por un mínimo de un año

Por Luis Autalán

“El año pasado decían que habíamos fijado una pauta del 18%, pregunto: qué gremio cerró por ese porcentaje”, le señaló una fuente del Gobierno a este diario en cuanto a la consulta sobre el escenario de la discusión salarial que le agrega sensación térmica a este verano.

No es secreto que el Gobierno pretende cerrar acuerdos de largo plazo para ganar “previsibilidad” ante la incertidumbre inflacionaria, de allí que espera paritarias en el orden de los doce o dieciocho meses. En esa hipótesis, las expectativas de algunos gremios para ir en busca del 25% como mínimo, según lo anticipó BAE Negocios, no son aventuradas. La voz del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, garantizó ayer que una de las banderas del modelo en la última década, “paritarias libres”, sigue en alto.

De allí que ponderó a empresarios y dirigentes sindicales para negociar acuerdos. No fue la única voz del oficialismo que sentó bases sobre el marco paritario, al referirse a la discusión con los docentes; el gobernador bonaerense Daniel Scioli apuntó a los “predicadores de escenarios apocalípticos” que fogonean cimbronazos económicos. Con optimismo y en sintonía con los preceptos que sostienen los asesores económicos de la CGT, consideró que contra la inflación se trabaja aumentando la oferta de créditos. “Enfriar el mercado interno y subir las tasas de interés sería perder empleos”, realzó el mandatario, y acotó que hay variables económicas concretas: las mejoras a jubilados, la asignación universal por hijo, la apertura de fábricas y la creación de cinco millones de puestos de trabajo, entre otras. Lo dicho por Scioli refleja también el pensamiento de la Rosada, donde se considera que hay “imprudencia e irresponsabilidad” desde varios popes del sindicalismo a la hora de sellar profecías.

En otra vereda, los gremialistas que apuestan a largo plazo prefieren la reserva. Sin embargo, el líder del Sutna y la CTA Pedro Wasiejko ratificó a este medio la vocación por acordar como mínimo por un año. “Ya planteamos en el Ministerio de Trabajo que estaríamos dispuestos a lograr una paritaria por más de doce meses. Pero la condición es que la inflación no la terminen pagando los trabajadores”.

Hugo Yasky, desde la misma central, colocó en la mira a Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, sectores empresarios y medios para considerar que hay quienes pretenden un escenario que justifique las políticas de shock de los ’90. Así enumeró a “la Sociedad Rural, grupos empresarios y multimedios” que apuestan al desmadre de la economía.

Los cruces entre oficialistas y opositores revelan que amén de porcentajes y plazos de negociación salarial, el núcleo de la pulseada se cierne una vez más sobre el modelo implementado en 2003.

Fuente: texto publicado por Diario BAE (15/1/2014)