201401.17
0
0

El sector privado reclama que el Gobierno fije una pauta salarial moderada

El principal planteo lo realizó la Cámara de Comercio (CAC), que pidió al Estado cordura en la paritaria docente porque marcará la tendencia. El Gobierno reclamó cuidar precios

Intranquilos por el escenario que se avecina en materia salarial ante la escalada inflacionaria de diciembre y enero, el sector empresario comenzó a plantearle al Gobierno la necesidad de que desde el Estado se impulsen negociaciones moderadas. Luego del aumento de 50% a los sueldos de las policías provinciales otorgado a fin del año pasado, inquieta al sector privado cómo resolverá la Nación la paritaria docente, que arranca en febrero y que liderará el resto de los reclamos.
Esta preocupación fue transmitida ayer por varios directivos de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien los recibió al mediodía luego de haber mantenido encuentros con empresarios pymes nucleados en la Cgera.
Según relató el titular de la entidad, Carlos de la Vega, “las paritarias del Estado son las primeras marcan una tendencia. Si no se negocia una pauta moderada, después es muy difícil para el resto de las actividades”.
La CAC destacó el “esfuerzo de moderación del incremento del costo de vida que está realizando el sector empresario mediante la participación en los acuerdos de precios”, como una forma de plantearle al Gobierno que el sector privado colaborará en el congelamiento de precios siempre y cuando los costos, especialmente el salarial, no se dispare a valores imposibles de afrontar por algunos sectores. La preocupación radica en que varios economistas están previendo un alza de precios de 10% para el primer trimestre del año, lo que fija un piso de discusión salarial del 25%.
Antes de reunirse con el sector de comercio, Capitanich mantuvo encuentros con las cadenas textil, por un lado, y del cuero, por el otro. En ambos, estuvo acompañado por la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Industria, Javier Rando; la subsecretaria de Comercio Exterior, Paula Español; y la subsecretaria de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, Mariana González. Con los textiles también estuvo el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa.
Si bien todos estos encuentros tuvieron como propósito discutir las problemáticas de cada sector, la preocupación por el alza de costos y las paritarias fueron un denominador común, así como las recurrentes consultas acerca del régimen de autorización de importaciones mediante las DJAI (ver aparte).
Según afirmó el presidente de la Fundación Pro Tejer, Marco Meloni, el Gobierno les pidió ser “responsables” con los aumentos de precios y fijar valores “cuidados”. También les reclamó mayores inversiones para contener la inflación. El Gobierno dejó bien en claro que los sectores sensibles seguirán siendo protegidos por el Estado, pero les exigió compromiso con los precios.
Con la cadena del cuero, el eje de discusión fue otro: la problemática que afronta el sector para abastecerse de materia prima que hoy escasea por el fuerte alza de los precios internacionales y la conveniencia de exportar.

Fuente: texto publicado por El Cronista (17/01/2014)