201404.28
0
0

Buscan avanzar con un proyecto de ley que reduce la jornada laboral

Se trata de una iniciativa presentada por el diputado nacional Héctor Recalde (Frente para la Victoria-PJ) que había recibido media sanción de la Cámara baja el año pasado y que fue presentada nuevamente por haber perdido estado parlamentario. El objetivo es que no se excedan las 8 horas diarias o las 45 semanales.

La Cámara de Diputados podría avanzar en las próximas semanas con el debate de un proyecto que busca reducir la jornada laboral. El objetivo es que no exceda las 8 horas diarias o las 45 semanales, con la misión de redistribuir el empleo existente. Ademas, establece límites a la duración de la jornada laboral en personas de 16 a 18 años.

Se trata de una iniciativa presentada por el diputado nacional Héctor Recalde (Frente para la Victoria-PJ) que había recibido media sanción de la Cámara baja el año pasado y que fue presentada nuevamente, ya que perdió estado parlamentario, al no haber sido aprobada por el Senado.

Según informaron fuentes parlamentarias, la intención del oficialismo es avanzar con este proyecto en el Congreso en las próximas semanas, ya que está en línea con la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo, que tuvo dictamen la semana pasada en el Senado y que apunta a la promoción del trabajo registrado y prevención del fraude laboral.
El proyecto de Recalde, titular de la comisión de Legislacción del Trabajo, a la que fue girado el tema junto a la de Familia, cuenta con el respaldo de legisladores del oficialismo pero también es avalado por representantes de la oposición, cuyos diputados habían votado a favor del texto cuando se trató a fines del año pasado en la cámara baja.

A través del texto, se propone que la duración del trabajo no exceda las “ocho horas diarias o 45 horas semanales”, tanto en el ámbito público como privado, y aún cuando se trate de organizaciones sin fines de lucro. En ese sentido, Recalde afirmó que el objetivo del proyecto es distribuir “con más equidad” el trabajo ya existente y puso como ejemplo a Brasil, donde los sindicatos reclaman la reducción de la jornada de trabajo de 44 horas a 40 horas.

“En mi proyecto, trato de reducir la jornada de 48 horas a 45 horas. Bastante prudente”, aseguró el legislador, en torno a la iniciativa, que establece además límites a la duración de la jornada laboral en personas de 16 a 18 años. En ese sentido, se establece que no podrá ocuparse a personas de 16 a 18 años “en ningún tipo de tareas durante más de seis 6 horas diarias o treinta y seis 36 semanales” y prohíbe además que realicen trabajos nocturnos.

Recalde se mostró optimista en torno al avance del proyecto, al sostener que “cuando hablamos de mejoras para los trabajadores tenemos títulos suficientes para mostrar que lo hacemos con autenticidad y no por razones electoralistas”. Recordó que en los diez años de gobierno del Frente para la Victoria “se crearon cinco millones de puestos de trabajo”, pese a lo cual “la desocupación aún es del 7,2 por ciento de trabajadores sin empleo, que representan casi 1.500.000 personas, por lo que debemos continuar avanzando en la mejora de esta situación”.

El diputado nacional y abogado laboralista estimó que “reducir el tiempo de trabajo de 48 a 45 horas semanales, pondría a disposición de personas sin empleo 200.000 puestos de trabajo”. A modo de ejemplo, precisó que “si hay dos personas trabajando 12 horas por día, impiden que un tercero trabaje ocho” por lo que “hay que dividir esas 24 horas de trabajo por tres y no por dos para terminar con la sobre ocupación y crear más empleo”.

Dijo que, a diferencia de la década del `90, donde “se facilitó a través de la legislación la existencia de jornadas flexibles”, este proyecto busca “distribuir el empleo existente con más equidad, entre más trabajadores”, al entender que “la limitación de la jornada de trabajo es una herramienta sumamente útil a esos fines”. En los fundamentos, Recalde hizo referencia a un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que concluyó que si en lugar de trabajar ocho horas diarias se trabajaran menos horas “aumentaría la productividad y disminuiría el ausentismo laboral”.

“Mientras que en Europa se ha privilegiado, aún por sobre el interés social, al sistema financiero, en nuestras costas, el posicionamiento ha sido muy diferente”, sostuvo Recalde para finalizar diciendo que para el gobierno “en la Argentina el pleno empleo es innegociable”.

Fuente: texto publicado por Infojus Noticias (28/4/2014)