201405.26
0
0

Avanza el proyecto para regular el trabajo de los call center

La iniciativa que busca establecer límites a la jornada laboral y mejorar las condiciones de trabajo de los empleados en dichas empresas recibiría dictamen la semana próxima en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados.

El proyecto recibirá dictamen en un plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo, que preside Héctor Recalde, y de Comunicaciones e Informática de la Cámara baja, a cargo de Mario Oporto, que se realizará el miércoles a las 11.30.

Se trata de un proyecto presentado por el diputado y secretario general de la agrupación La Cámpora, Andrés Larroque, que recibió el aval de sindicatos y trabajadores del sector el martes pasado, en tanto que los representantes de las cámaras empresarias cuestionaron la regulación y la figura del delegado sindical que introduce el proyecto.

“La intención es dar un marco homogéneo a esta actividad que surge en los `90, donde había mucha precarización laboral y no existían las negociaciones paritarias. Hoy hay otro modelo. Por eso, es importante que los empresarios entiendan que una actividad regulada es más beneficiosa a largo plazo que una actividad precarizada”, aseveró Larroque.

Entre otras cuestiones, a través del proyecto se crea un estatuto que regirá para los empleados de esos centros de atención telefónica, donde se establece que no podrán exceder las seis horas de trabajo ni superar los cinco días por semana.

Si bien se mostró a favor de la reglamentación, desde el radicalismo, Miguel Angel Giubergia, integrante de la comisión de Legislación del Trabajo, adelantó que esa bancada presentará un dictamen propio, que toma como antecedente un Código de Buenas Prácticas que se viene implementando en la provincia de Santa Fe.

En tanto, el diputado de Unidad Popular y dirigente sindical, Víctor De Gennaro, aseguró que la iniciativa es “un avance importante”, al sostener que “es una actividad que ha crecido mucho y que genera situaciones de salud perturbantes” aunque planteará que se incluya en el texto a los trabajadores del Estado que no están contemplados.

De Gennaro consideró en declaraciones a Télam que la iniciativa es importante porque busca “defender los derechos de los trabajadores y es una responsabilidad del Parlamento hacer que se regule esta actividad”.

Según el estatuto, el teleoperador percibirá una remuneración fija que no podrá ser en ningún caso inferior al salario mínimo vital y móvil o al salario básico establecido en el convenio colectivo.

Por otra parte, establece que, en caso de tener que trabajar los feriados nacionales, los trabajadores deberán cobrar ese día con un 100 por ciento y se le deberá garantizar dos días corridos por examen, con un máximo de 20 días por año calendario.

Obliga además a los empresarios a organizar programas de capacitación contínua, teniendo en cuenta los cambios tecnológicos, así como la realización de exámenes médicos anuales que deben incluir desde análisis clínicos completos hasta radiografías de tórax y columna.

Asimismo, la norma establece que los empleadores deberán respetar condiciones de seguridad ambientales, como proveer al empleado los elementos necesarios para desarrollar la tarea en condiciones seguras.

El proyecto fija que, a los 90 días de sancionada la ley, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, en consulta con la asociación profesional de trabajadores de la actividad, deberá establecer disposiciones relativas a los riesgos específicos del trabajo de los teleoperadores.

Fuente: texto publicado por Télam (26/5/2014)