201406.04
0
0

Cláusula de “no despidos” licúa interés de las Pymes por moratoria impositiva

El plan de facilidades de pago que lanzó hace unas semanas el Gobierno empezó con resistencia por parte del sector pyme porque no pueden garantizar que mantendrán su plantilla durante todo el período, lo que representa uno de los principales requisitos del programa.

Por Darío Gannio

Desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), dijeron a BAE Negocios que varias compañías manifestaron dudas para presentarse a la moratoria, que fue convocada a fines del mes pasado por la AFIP, y presentada en conferencia de prensa por el titular de esa entidad, el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

La principal incertidumbre, según dijeron fuentes de la entidad, pasa porque no saben aún si podrán mantener su personal durante los 24 meses que dura el programa de facilidades de pago. Es que, según la comunicación oficial del fisco, “los empleadores deberán tener en cuenta que la nómina de empleados no podrá reducirse –respecto a la registrada en la Declaración Jurada del período marzo de 2014- durante todo el período de cumplimiento del plan”.

Desde CAME apuntaron que fue esta entidad la que pidió el plan de pagos durante todo el último año, y celebraron que se haya aumentado de $10 millones a $ 30 millones la facturación límite para ingresar a los “miniplanes” de pago para actividades de prestación de servicios y $ 50 millones para el resto de las actividades (segmento que llevará un costo fiscal estimado de 3.005 millones de pesos). Pero la cámara se encontró con que varias de las compañías que la componen no se sumarán al plan de pagos.

Desde el Gobierno apuntaron a este medio que la resolución general salió solo hace una semana, que recién en los últimos días se ve cuántos privados se sumarán y que cualquier número de contribuyentes que se hayan sumado hasta ahora no es representativo del monto final.

El plan de pagos, cuya fecha límite de presentación será del 25 al 29 de agosto, según la terminación de CUIT, abarca a contribuyentes con deudas impagas hasta el 31 de marzo, los cuales tendrán facilidades de pago de hasta 24 cuotas a una tasa mensual del 1,9 por ciento. Además, se les exige a esos privados que no registren incumplimientos de presentaciones o pagos con posterioridad al 1° de Abril y hasta la fecha de cierre del plan.

Por su parte, desde la Confederación General Empresaria (CGERA), Marcelo Fernández, negó haber recibido dato sobre resistencias para con la moratoria.

Fuente: texto y foto publicados por Diario BAE (4/6/2014)