201411.03
0
0

Monotributistas: gana atractivo la factura online frente a los talonarios impresos

A partir de este mes rige la obligación de gestionar una autorización previa del organismo recaudador, y a eso se suma que tendrán validez por un año.

Emitir facturas online es una obligación para un grupo de autónomos y monotributistas. Y es, a la vez, una opción para el resto de los contribuyentes que trabajan en forma independiente.

Pero ahora tiene un atractivo extra frente a los talonarios impresos, dado que en el caso del monotributo, a partir de este mes rige la obligación de gestionar una autorización previa del organismo recaudador, y a eso se suma que los comprobantes tendrán validez solamente por un año.

El régimen de facturación electrónica -usado hoy por 193.300 contribuyentes- implica completar los datos de cada operación en la página web de la AFIP, en lugar de hacerlo en papel, según La Nación. El comprobante que aparece en pantalla tras la carga de la información por parte de quien vende un bien o un servicio, puede ser enviado e impreso y, además, queda archivado.

Según explicaron fuentes del organismo, los monotributistas que quieran adherirse no necesitan hacer un empadronamiento previo.

Sí deberán habilitar sus “puntos de venta” para este tipo de facturación en particular.

Así como en el sistema del monotributo están obligados a la facturación electrónica los ubicados en las categorías H, I, J, K y L, en el caso de los autónomos hay un listado de actividades a las que se les exige el sistema, según explica Fernanda Laiún, del Estudio Laiún, Fernández Sabella y Smusdt.

La contadora agrega que, a partir de enero o febrero de 2015 -según casos que se establecen en la resolución 3689-, será obligatorio facturar con la modalidad electrónica las ventas de servicios al exterior.

Esto último vale para las facturas de exportaciones clase E. Y en este caso, se trate de monotributistas o autónomos, sí deberá tramitarse una adhesión al sistema en forma previa, ingresando en la opción “Regímenes de facturación”, según La Nación. ¿Qué pasa si quien ya hizo una factura se da cuenta de que cometió algún error? Cuando se tiene la factura en papel, se archivan el original y el duplicado con la leyenda “anulado”.

Cuando se trabaja con facturas electrónicas, “se emite una nota de crédito por igual monto que el de la factura a anular”, explica Adriana Piano, de la firma de auditorías y servicios contables SMS. La opción por ese instrumento aparece en “Comprobantes en línea”.

La contadora recuerda otro dato a tener en cuenta. La emisión de facturas electrónicas, ya sea por obligación o por opción, no exime de imprimir comprobantes, ya que deberán tenerse talonarios disponibles como respaldo, ante problemas que pudiera haber ocasionalmente en el sistema de emisión online.

A partir de este mes, antes de ir a la imprenta los monotributistas deben pedir en la Web el Código de Autorización de Impresión (CAI); estos talonarios para contingencias, pedidos por quienes usan factura electrónica, tendrán vigencia por dos años.

Si bien cuando hay facturación online la AFIP conoce, lógicamente, todas las operaciones que hace un monotributista, la recategorización cuatrimestral -en caso de ser necesaria por cambios en la facturación o en otros parámetros del sistema- sigue siendo una responsabilidad de cada contribuyente.

Fuente: texto e imagen publicados por iProfesional.com (2/11/2014)