201503.03
0
0

Avanza factura electrónica y controlador fiscal y derogan regímenes de información

La enorme telaraña de regímenes de información de AFIP podrá ser abandonada ya que se generalizará la factura electrónica y controladores fiscales de nueva tecnología.

Por Dolores Olveira

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, anunció que la semana que viene se generalizará la factura electrónica y próximamente, la implementación de los controladores fiscales de nueva tecnología que reemplazará la cinta de papel por un chip, los que están previstos en una primera etapa sólo para hipermercados, supermercados y autoservicios. Cuando estos dos procesos se completen, indicó el funcionario, se derogará el 80% de los regímenes de información hoy vigentes.

Echegaray dijo que durante esta semana dará los detalles de estas medidas que imprimirán un “cambio de lógica” a la fiscalización por parte de la AFIP, ya que en el caso del controlador fiscal permitirá “conocer incluso el valor unitario de los productos”, y permitirán “en un futuro no muy lejano” eliminar regímenes de información, entre los que puso como ejemplos los que rigen para expensas y colegios.

Sobre la factura electrónica, Carlos Baldomá, de Deloitte, comentó que prácticamente ya se ha ido generalizando y quedan pocos sectores que no la tienen; puntualizó que la situación actual es la siguiente:

– Responsables inscriptos en el IVA: es obligatoria la emisión de factura electrónica para los sujetos que desarrollan las actividades incluidas en una última resolución de AFIP (RG 3571), que llevó a que ya la mayoría de las actividades estén obligadas en el régimen, especialmente desde 2014.

– Monotributistas: el régimen resulta obligatorio para las categorías H y siguientes.

Esto implicaría, explicó Baldomá, que la generalización de la factura electrónica, comprenda las categorías B a la G del Monotributo, es decir, para ingresos anuales de hasta $ 240.000.

Respecto del cambio de tecnología de los controladores electrónicos, Baldomá opinó que se debe considerar el costo para las empresas pequeñas.

En diciembre de 2013, la AFIP estableció la obligación de renovar los controladores fiscales, por máquinas que trabajarán con información en tiempo real y digitalizada.

En la actualidad hay unos 400.000 controladores fiscales en el país, y el recambio está previsto que se haga en etapas, comenzando por los hipermercados, supermercados y autoservicios.

Los nuevos equipos incorporan una “memoria digital” que almacena las operaciones realizadas con el controlador fiscal. Además generan reportes automáticos como la cinta testigo digital, el duplicado de comprobantes clase “A” y el resumen de totales de operaciones. Se elimina la cinta papel y la obligación de conservarla durante 5 años.

Los controladores permitirán emitir facturas “A” – “pago CBU informada” y “M”. Además incorporarán el “Data Fiscal” en todos los comprobantes a consumidores finales.

Lucio Giaimo, de KPMG, opinó que las medidas anunciadas por Echegaray “son bienvenidas” si permiten eliminar regímenes de información que pesan sobre la administración de las empresas y también apuntan a disminuir la informalidad.

Martín Caranta, de Lisicki, Litvin y Asoc., apuntó a los regímenes de información que piden datos que la AFIP ya posee, y puso por ejemplo la obligación de presentar el “CITI Compras”, cuando gran parte de las compras son a proveedores que emiten facturas electrónicas y allí constan los datos.

Caranta opinó que esto es un paso para llegar a la declaración jurada online de IVA, pre-liquidada por AFIP.

Fuente: texto publicado por El Cronista Comercial (3/3/2015)

Seleccionado por Editorial Errepar