201503.17
0
0

Buscarán cerrar ciclo con el nuevo Código del Trabajo

El Gobierno aspira a cambiar la actual ley laboral. Tras la sanción de la Ley de Servicios Audiovisuales, nuevo Código Civil y Comercial, Código Procesal Penal y de un marco legal para favorecer a consumidores, quiere dejar su sello impulsando modificaciones en la relación empleado-empleador

iprofesionalEn la Argentina, no existe un “Código del Trabajo”. La legislación laboral se encuentra dispersa en diversas leyes siendo la más importante la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), de 1974, que fue reformada en la década del 90. A partir de entonces, nunca más volvió a ser la misma y hasta se generaron contradicciones e interpretaciones diversas.

Hace sólo un par de meses el Gobierno hablaba de la conveniencia de “sistematizar” todas las normas laborales existentes pero, tras la polémica, el ministro de Trabajo, CarlosTomadasalió a decir que todo fue un malentendido.

Ahora, apenas comenzadas las sesiones ordinarias y en un año marcado por las elecciones, la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, a cargo del abogado laboralista Héctor Recalde, acordó avanzar con sus asesores en la compilación de lalegislación laboral vigente, de cara a la redacción de un nuevo Código de Trabajo.

Se trata de una iniciativa impulsada por el propio diputado oficialista, que ya anticipó quebuscará crear una subcomisión encargada de la elaboración del mismo.

Este nuevo cuerpo normativo promete ser la “frutilla del postre” en materia laboral que servirá como cierre a los doce años del kirchnerismo, tras la sanción de la Ley de Servicios Audiovisuales, el nuevo Código Civil y Comercial, el Código Procesal Penal y el nuevo marco legal para favorecer a los consumidores, entre otras normas de gran relevancia.

Dicha subcomisión se encargará de compilar en un único cuerpo normativo toda la legislación laboral vigente y adecuarla al nuevo Código Civil y Comercial. Según el ex asesor de la CGT se contemplarán nuevas formas de familia y se trabajará en cuestiones “técnicas”.

El nuevo Código del Trabajo K
El año pasado se avanzó en la idea de utilizar un lenguaje que no distinga de sexos en lanormativa vigente, por lo que esta iniciativa apunta a profundizar en este sentido.

De acuerdo con los fundamentos del proyecto, se buscará mayor seguridad jurídica sobre lalegislación laboral.

El tema ya circula en los pasillos de los estudios jurídicos y forma parte del diálogo entre los empresarios, que se muestran muy preocupados por lo que pueda dejar el kirchnerismo como “frutilla del postre” en materia laboral.

Según pudo averiguar iProfesional, entre los temas que obtuvieron dictamen de comisión o media sanción en alguna de las cámaras del Congreso y que se apunta a que sean incluidos en el nuevo Código del Trabajo se encuentran:

1. Extensión de un mínimo de 21 días de vacaciones.

2. Ampliación a 100 días de la licencia por maternidad, a 15 por paternidad y equiparación de los derechos entre padres adoptantes y biológicos.

3. Aumento  tasa de interés para los juicios laborales.

4. Posibilidad de estabilidad absoluta de los dependientes.

5. Participación de los empleados en las utilidades de las compañías.

6. Pago de salarios caídos, es decir, cuando el dependiente se encuentre suspendido aún por su culpa.

7. Ante despidos por discriminación, los empleadores deberán demostrar las causas. 

8. Brecha mínima del 20% del sueldo entre los mandos medios y sus subordinados para evitar el solapamiento.

9. Mayores remuneraciones para los dependientes que trabajan los fines de semana.

10. Imposibilidad de suspender por razones económicas que afectan a la operatoria de una empresa.

11. Eliminación del tope del resarcimiento por antigüedad.

12. Protección de los empleados testigos. Es decir, aquellos que declaren en contra de la compañía en un juicio.

13. Reducción de la jornada laboral hasta las 45 horas semanales.

La subcomisión tendrá amplias facultades para realizar actividades, foros de debate y formular consultas con distintos referentes de varios sectores sociales. Una vez que el anteproyecto se encuentre elaborado, será remitido al Poder Ejecutivo.

Los especialistas consultados por iProfesional coincidieron en destacar que, si bien desde el punto de vista de la organización y sistematización de las normas laborales el proyecto resulta interesante, el problema es que las condiciones políticas no resultan ser las más favorables para alcanzar consenso en un tema clave como es este.

También, pusieron de relieve la necesidad de encontrar la manera de suprimir la escandalosa litigiosidad laboral generada por normas anacrónicas, como requisito previo a la redacción del referido código.

Apenas anoticiado de la iniciativa, Carlos de la Vega, presidente de la Cámara Argentina de Comercio, destacó que no quieren “quedar prisioneros de la demagogia populista en un año electoral”, si bien no se oponen a un nuevo Código de Trabajo.

Cambios para las empresas
Especialistas remarcan que la unificación de las diversas normas en un Código deberá ser lo suficientemente flexible para incorporar todas aquellas modificaciones que la realidad dinámica del mundo laboral hagan menester incluir, de manera de no tornarlo un cuerpo rígido.

Para Esteban Carcavallo, socio de Severgnini, Robiola, Grinberg & Tombeur, en un futuro será necesario dar al marco regulatorio del contrato de trabajo un ordenamiento integral, que contemple los estatutos especiales.

[…] las reformas deben ser sistémicas, resultando fundamental que todo proyecto sea sometido a un análisis profundo, minucioso y previo de las implicancias que traerá aparejado.

Agregó que, de ese modo, se evitarán graves retrocesos con normas anacrónicas que produzcan efectos negativos en las relaciones laborales y el empleo.

Alejandro remarcó que comparte la idea de comenzar una tarea de este tipo, que debe emprenderse con tiempo, para proyectar un sistema legislativo ordenado, capaz de abrir el camino a una futura codificación.

“Entiendo que en la actualidad la prioridad es otra, el foco debería estar en suprimir la escandalosa litigiosidad laboral“, enfatizó el especialista.

También, indicó que se deberán analizar propuestas para regularizar el sistema de riesgos de trabajo y la reducción del empleo no registrado mediante la promoción de un régimen laboral especial para las pequeñas y medianas empresas.

El abogado laboralista Sebastián Serrano Alou considera que “es una posibilidad de saldar necesidades históricas, jurídicas, sociales, políticas y económicas”. Por lo pronto, adelantó que el 9 de abril se reunirá un grupo de letrados en Rosario para comenzar a diagramar las líneas básicas para el contenido del Código.

Los objetivos básicos a concretar por parte del proyecto serán:

1) Cumplir con el mandato constitucional de sancionar un Código del Trabajo y Seguridad Social, sobre todo en tiempos de reforma de los códigos ya existentes.

2) Organizar la multiplicidad creciente de normas dispersas, muchas veces contradictorias (sobre todo normas constitucionales con legislación infraconstitucional), en un cuerpo único y dinámico.

3) Plasmar los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictados entre 2004 y 2014. “Se debe recoger de las sentencias lo referente a los principios protectorios, de progresividad, reparación integral, de no discriminación y de estabilidad, entre otros”, agregó Serrano Alou.

4) Elaborar un cuerpo normativo que tienda a la regulación de un nuevo tipo de relaciones de producción de bienes y servicios, basada en la igualdad y la estabilidad del empleado.

Según el abogado laboralista, hay que tener en cuenta dos principios fundamentales: uno general para todo el Código y otro más específico relativo al Derecho del Trabajo.

Un punto clave en lo ateniente al Derecho del Trabajo es la estabilidad del trabajador vigentea partir de la recepción en la Constitución de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, que proyectará sus efectos positivos en el combate de la precarización y los índices de trabajo no registrado, en la tercerización, en la siniestralidad laboral y en la formación de los trabajadores, entre otros.

Fuente: texto y foto publicados por iProfesional (17/03/2015)