Aporte solidario: un caso de aplicación sobre valuación de inmuebles

por
Aporte solidario: un caso de aplicación sobre valuación de inmuebles

RICHARD L. AMARO GÓMEZ

Recordemos que la base imponible del denominado “aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia” –L. 27605 BO: 18/12/2020- está dada por los bienes comprendidos y valuados de acuerdo a los términos establecidos en el Título VI de la ley 23966, de impuesto sobre los bienes personales, texto ordenado en 1997 y sus modificatorias, independientemente del tratamiento que revistan frente a ese gravamen y sin deducción de mínimo no imponible alguno, a la fecha de entrada en vigencia de la ley (18/12/2020).

Téngase presente que no resultan de aplicación las exenciones de la ley del impuesto sobre los bienes personales, por lo cual tiene una base mucho más amplia.

En este marco, resultan de aplicación las normas de valuación del impuesto sobre los bienes personales. Lo expuesto implica que para el caso de inmuebles es necesario tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Valor residual histórico del inmueble en función del 2% anual, amortizado en forma trimestral.(1)
  • Valor fiscal diciembre de 2017 actualizado por IPC.

En relación con este último punto, es importante tener presente que estaba en duda si la actualización debería realizarse hasta diciembre de 2020 o hasta noviembre de ese mismo año, considerando que la fecha de valuación es el 18 de diciembre de 2020.

Sin embargo, en el servicio web del “Aporte Solidario y Extraordinario”, el coeficiente toma en cuenta la actualización hasta noviembre de 2020.

Por otra parte, si bien entre el valor residual histórico y el valor fiscal actualizado hay que tomar el mayor, no debemos olvidar una norma del decreto reglamentario de la ley del impuesto sobre los bienes personales, aplicable de manera supletoria, la cual dispone en relación con la valuación de los inmuebles que cuando pueda probarse en forma fehaciente que el valor de plaza de los mismos al 31 de diciembre es inferior al importe de la valuación impositiva, podrá asignarse a tales fines dicho valor de plaza, sobre la base que surja de la respectiva documentación probatoria.

A estos fines, se entenderá que constituye valor de plaza el precio que se obtendría en el mercado en caso de venta del bien que se valúa, en condiciones normales de venta.
Un ejemplo:

Departamento personalTratamiento: gravado.  
Datos:
– Fecha de adquisición: marzo 2016.
– Costo: $ 2.200.000.
– Avalúo: 70% edificio y el 30% terreno.
– Valuación fiscal a 12/2017: 1.340.000.
– Valor de mercado al 12/2020: 3.500.00000.
– IPC 12/2017: 124,7956
– IPC 11/2020: 371,0211  

Solución:
Valuación: 1) valor residual considerando la amortización anual del 2%(2) vs. 2) valuación fiscal a diciembre 2017 actualizada por IPC, el mayor. Salvo que el valor de mercado sea menor.

Valor residual:
– Costo: 2.200.000
– Edificio: 1.540.000
– Vida útil: 50 años
– Vida transcurrida en años: 5 años.
– Amortización acumulada: 154.000
– Valor residual histórico: 2.046.000

Valor límite:
Valuación fiscal a 12/2017: 1.340.000
– IPC 11/2020/ IPC 12/2017
371,0211 / 124,7956 = 2,9730
– Valuación fiscal actualizada: 3.983.860,60
Debemos elegir el mayor, o sea, 3.983.860,60, que es mayor al valor de mercado a 12/2020.
En consecuencia, valuaremos considerando el valor de mercado: 3.500.00000.  

Fuente: artículo 22 inciso “a” de la LIBP y artículos 12 a 17 del DR.

Notas:

(1) Amortización trimestral

(2) Recordemos que por el art. 39 de la L. 24073, las actualizaciones están congeladas a partir del 1 de abril de 1992

Cita digital: EOLDC103496A – Editorial Errepar – Todos los derechos reservados