Monotributistas, trabajadores en relación de dependencia y otros: ¿cómo y cuándo se recupera la percepción por operaciones en moneda extranjera?

por

Cynthia L. Sleiman

Haciendo un pequeño recorrido hacia atrás, los meses anteriores la AFIP publicó la resolución general 4815, por la cual se estableció un régimen de percepción aplicable sobre las operaciones alcanzadas por el “Impuestos PAIS” que se efectúen a partir del 16/9/2020.

Recordamos que estas operaciones son:

Compra de billetes y divisas en moneda extranjera -incluidos cheques de viajero- para atesoramiento o sin un destino específico, efectuada por residentes en el país;

Cambio de divisas, efectuado por las entidades financieras por cuenta y orden del adquirente locatario o prestatario, destinadas al pago de la adquisición de bienes o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas en el exterior, que se cancelen mediante la utilización de tarjetas de crédito, de compra y débito, y cualquier otro medio de pago equivalente, incluidas las relacionadas con las extracciones o adelantos en efectivo efectuadas en el exterior. También se encontrarán alcanzadas las compras efectuadas a través de portales o sitios virtuales y/o cualquier otra modalidad por la cual las operaciones se perfeccionen, mediante compras a distancia, en moneda extranjera;

– Cambio de divisas, efectuado por las entidades financieras, destinadas al pago por cuenta y orden del contratante residente en el país de servicios prestados por sujetos no residentes en el país, que se cancelen mediante la utilización de tarjetas de crédito, de compra y de débito, comprendidas en el sistema previsto en la ley 25065 y cualquier otro medio de pago equivalente que determine la reglamentación;

– Adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo -mayoristas y/o minoristas- del país;

– Adquisición de servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática de pasajeros con destino fuera del país.

A su vez, la norma aclaraba que estas percepciones se considerarían como pago a cuenta del impuesto a las ganancias y sobre los bienes personales, y en el caso de que el sujeto al cual se le efectúa la percepción sea monotributista o empleado en relación de dependencia y no pueda computar la percepción en la declaración jurada de alguno de esos impuestos, se informaría un mecanismo para su devolución.

Y aquí es donde nos vamos a detener para hacer un detalle de cómo se debe pedir la devolución o computar la percepción, según el tipo de sujeto de que se trate:

* Responsables inscriptos en ganancias y/o bienes personales: se computa la percepción en la declaración jurada anual correspondiente al período 2020.

* Trabajadores en relación de dependencia a quienes el empleador le retenga impuesto a las ganancias: la percepción se deberá computar por medio de la carga de deducciones que se realiza a través del SIDARIG Trabajador. Entonces en este caso los empleados tienen tiempo hasta el 31/3/2021 para realizar la carga de dicho formulario en la página de la AFIP para ponerlo a disposición del empleador y que se le tomen las deducciones informadas [incluida la percepción abonada por compra de moneda extranjera RG (AFIP) 4815] y que sean computadas por este para la determinación del impuesto a retener o devolver, según corresponda.

* Monotributistas o sujetos no inscriptos: se podrá solicitar una vez finalizado el año calendario en el cual se efectuó la percepción. Se deberá ingresar a la página de la AFIP con clave fiscal y se informará la CBU en la cual la AFIP realizará la devolución correspondiente. O sea que para las percepciones sufridas en el año 2020, este procedimiento se podrá realizar a partir del 1/1/2021.

Todos los sujetos a los cuales se les haya practicado esta percepción podrán consultar las mismas dentro de la página de la AFIP, ingresando con clave fiscal al servicio “Mis Retenciones” y, como el resto de las retenciones y percepciones percibidas, aparecerán en el listado para su control.

Según lo establece la RG (AFIP) 4815, se utilizarán los códigos de impuesto 217 o 219, según se trate del impuesto a las ganancias o sobre los bienes personales. Y los códigos de régimen del 591 al 600 según la operación realizada por la cual se haya realizado la percepción.

En el caso de que hubiera percepciones no informadas, el sistema permitirá incorporarlas manualmente a partir del mes subsiguiente a la fecha en que fueron practicadas. En todos los casos se deberá disponer del extracto bancario, resumen, liquidación de la tarjeta, comprobante, factura y/o documento equivalente que respalde a la misma.

Otro tema a considerar para los empleados en relación de dependencia: deducciones de gastos incurridos como consecuencia del teletrabajo

Por la pandemia, muchos empleados tuvieron que afrontar determinados gastos que en situaciones normales de trabajo los hubiese afrontado el empleador al proveer un lugar de trabajo con todas las herramientas necesarias para cumplir con su labor.

La AFIP aún no se expidió al respecto, pero el tema ha sido tratado por prestigiosos autores de la Editorial, de los cuales sugerimos su lectura.

Estos artículos son exclusivos para suscriptores.

FORMULARIO F. 572 WEB. LOS GASTOS DE INDUMENTARIA Y EQUIPAMIENTO DEL TRABAJADOR – Domínguez, Sebastián M.

GASTOS EN EQUIPAMIENTO AFRONTADOS POR EL TRABAJADOR EN CUARENTENA – Gómez, Marcela A.

IMPUESTO A LAS GANANCIAS. DEDUCCIÓN DE GASTOS EN ÉPOCAS DE PANDEMIA – Amaro Gómez, Richard L.

IMPUESTO A LAS GANANCIAS. DEDUCCIÓN DE GASTOS EN ÉPOCAS DE PANDEMIA. PARTE II – Amaro Gómez, Richard L. –

EMPLEADOS EN PANDEMIA. DEDUCCIONES EN EL IMPUESTO A LAS GANANCIAS PARA TRABAJADORES EN RELACIÓN DE DEPENDENCIA. DISTINTAS ALTERNATIVAS PARA SU IMPUTACIÓN – Poch, Rodrigo F.; Scorians, Franco