202010.09
0
0

Nuevas medidas del BCRA para restringir, aún más, el acceso al dólar

Se establece la forma de liquidar e ingresar el impuesto extraordinario a las operaciones financieras especulativas “dólar futuro”.

Tal como se venía vislumbrando en estos días sobre el endurecimiento del cepo al dólar, efectivamente el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tomó medidas en ese sentido, limitando y restringiendo aún más el acceso al dólar y disponiendo algunas adecuaciones para el financiamiento en moneda extranjera a grandes empresas exportadoras.

En normas emanadas por el BCRA en el día de ayer, se establecieron varios puntos para promover una más eficiente asignación de las divisas para la recuperación del crecimiento económico y el empleo, según expresó la entidad en un comunicado.

En esta línea, a través de la Comunicación A 7105, en coordinación con otros organismos, perfecciona el control y monitoreo respecto de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cuentas bancarias en dólares y, a tal efecto, establece que con carácter previo a la apertura de cajas de ahorro en moneda extranjera, excepto en los casos de solicitar acreditación de transferencias que provengan del exterior, las entidades financieras deberán obtener evidencia de la que surja que el cliente posee ingresos y/o activos consistentes con el ahorro en moneda extranjera. En este sentido, dispone que no se admite que sea beneficiario de planes o programas sociales, para lo cual las entidades bancarias deberán realizar consulta a la ANSeS, de la que resulte una certificación negativa denegada por contar la persona con ingresos propios por estar en relación de dependencia, ser beneficiaria de haberes previsionales o ser trabajador autónomo, monotributista o de casas particulares.

Esto también es aplicable para los titulares de cajas de ahorro en moneda extranjera abiertas al 15 de septiembre de 2020 , para los cuales, previo a la acreditación de nuevos importes, las entidades bancarias también deben realizar consulta en la página de ANSeS.

Por último, determina que las cajas de ahorro en moneda extranjera que posean más de un titular solo podrán acreditar compras de moneda extranjera en el mes por parte de uno de ellos.

A tales efectos, la ANSeS habilitó una página web en la que tanto los bancos como las personas físicas o jurídicas podrán consultar con el número de CUIT o CUIL, en tan solo unos segundos, quiénes están autorizados para comprar dólar ahorro: http://servicioswww.anses.gob.ar/censite/.

Esta dirección web consiste en una base completa y actualizada de beneficiarios de planes sociales, con el fin de no venderles dólares o no permitirles abrir una cuenta.

Asimismo, y con vistas a comenzar a normalizar la venta de moneda extranjera para ahorro, el Banco Central, en un reciente comunicado, anunció que junto con la Anses llegaron a un acuerdo de colaboración por el que esta última compartirá información con el organismo monetario, “dentro del marco de un acuerdo de colaboración que resguarda la privacidad de la información”.

Con este convenio, el BCRA validará a los bancos los datos necesarios a los efectos de habilitar a personas humanas la compra de divisas para atesoramiento y se dejará de consultar uno a uno los casos en la página de Internet de la Anses para obtener la certificación negativa denegada, las mismas entidades financieras realizarán esa certificación contra la base de información del Central.

En el mismo comunicado, la autoridad monetaria también dio a conocer que se eliminará la validación para las transferencias que se cursan entre cuentas, que hasta el momento también estaban frenadas.

Con respecto a este último punto, mediante la Comunicación A 7112  de fecha 24 de septiembre, el organismo monetario cumple en exceptuar de esta validación a las cajas de ahorro que se encuentren abiertas o que se abran para acreditar transferencias, no solo aquellas que provengan el exterior, eliminando el requisito que exige la Comunicación A 7105.

Además, a través de la Comunicación B 12071, establece que si bien ya no se requiere la consulta en la página de la ANSES, se deberá utilizar el sistema online habilitado por el BCRA que cuenta con la información provista por esa administración.

Por su parte, el Banco Central, tras los inconvenientes registrados la semana pasada, habilitó la compra de dólares a través del homebanking y aplicaciones móviles, luego de actualizar sus sistemas operativos adecuándolos a las nuevas normativas.

Por otro lado, y con intenciones de desalentar la demanda de dólares por parte del público, de acuerdo a un comunicado del BCRA, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establece un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las ganancias y sobre los bienes personales del 35% para las operaciones de formación de activos externos de personas humanas y las compras con tarjetas en moneda extranjera. Para comprender esto con un ejemplo práctico, a la cotización del martes, cada billete estadounidense que se quiera atesorar no bajará de 130 pesos.

En el mismo sentido, el BCRA, a través de la Comunicación A 7106, estableció que a partir del 1 de setiembre de 2020 los pagos realizados por consumos en moneda extranjera con tarjetas de crédito o débito se tomarán a cuenta del cupo mensual, y el exceso será absorbido en los meses posteriores inmediatos y, en el caso de que los pagos con tarjeta de un mes resultaran superiores al límite disponible, la deducción será trasladada a los meses subsiguientes hasta completar el monto adquirido, es decir que si una persona gastó U$S 600 con tarjeta, consumió el cupo de compra de los U$S 200 solidarios por tres meses.

También dispone que los beneficiarios de asistencias crediticias, conforme la Comunicación A 6949, no podrán acceder hasta la total cancelación de la financiación al mercado de cambios para realizar operaciones correspondientes a formación de activos externos de residentes, remisión de ayuda familiar y operaciones con derivados.

Se elimina, además, la posibilidad de realizar operaciones de liquidación de títulos valores contra moneda extranjera para agentes financieros no residentes, con excepción de aquellos que hayan sido adquiridos en el país con liquidación en moneda extranjera a partir del 16 de setiembre de 2020 y hubieran permanecido en la cartera del no residente por un plazo superior al año.

Y para quienes registren vencimientos de capital entre el 15 de octubre de 2020 y el 31 de marzo de 2021 por determinadas operaciones de endeudamiento o emisión de títulos de deuda, deberán presentar al BCRA un detalle del plan de refinanciación, teniendo en cuenta que el monto neto por el cual se accederá al mercado de cambios no superará el 40% del monto de capital que vencía, y el resto del capital haya sido como mínimo refinanciado con un nuevo endeudamiento externo con una vida promedio de 2 años.

En resumidas cuentas, los individuos que no podrán acceder al dólar ahorro son los siguientes:

  • Beneficiarios del IFE, AUH y el resto de los planes sociales.
  • Beneficiarios de préstamos subsidiados a monotributistas.
  • Quienes no tengan ingresos declarados.
  • Cotitulares de cuentas bancarias
  • Quienes refinanciaron cuotas de créditos personales, prendarios e hipotecarios.
  • Deudores de créditos hipotecarios UVA con cuotas congeladas
  • Los que refinanciaron el saldo de la tarjeta de crédito.
  • Los funcionarios del máximo nivel de la administración pública (hasta el rango de subsecretarios o equivalentes)
  • Los legisladores nacionales (Diputados y Senadores)
  • Los directivos de entidades bancarias oficiales (incluidos los del Banco Central)

Se estima que con estas limitaciones el “supercepo” dejaría afuera del acceso al mercado de dólar ahorro a unas 4 millones de personas, y los habilitados para continuar utilizando el cupo de 200 dólares serían cerca de 1 millón de personas.

Aquellos clientes bancarios cuyos CUIT y DNI fueron bloqueados podrán volver a comprar dólares si cumplen con la medida establecida recientemente por el BCRA. Esto es que la suspensión podrá levantarse si venden de manera oficial la misma cantidad de divisas que en su momento adquirieron de manera indebida, por ejemplo, quien compró U$S 300 mensuales cuando el monto máximo ya era de solo U$S 200, únicamente podrá ser rehabilitado si acredita que vendió 100 dólares. Adicionalmente, deberá acreditar esta operación presentando una nota ante la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias (organismo del BCRA que publica las listas de inhabilitados para operar con moneda extranjera).

Una vez comprobadas estas gestiones, el Banco Central volverá a habilitar al cliente para operar en el mercado cambiario.

Efectivamente, se trata de un mecanismo clave para disminuir la salida de divisas mensuales.

Por último, y tal como adelantamos al inicio, la autoridad monetaria propone reducir la participación de grandes empresas en las líneas de financiamiento que las entidades financieras ofrecen para la prefinanciación de exportaciones para Pymes, y en tal sentido, a través de la Comunicación A 7104 dispuso que las entidades financieras sólo podrán acordar nuevas financiaciones en moneda extranjera al conjunto definido como «Grandes empresas exportadoras«(1) previa conformidad del Banco Central de la República Argentina, y limitando el desembolso de estos créditos.

Como parte de los mecanismos que vienen imponiendo el Gobierno y el BCRA para intentar frenar la tensión cambiaria y el drenaje de reservas, se espera que en las próximas horas las autoridades anuncien un nuevo paquete de medidas, pero esta vez destinado al sector exportador.

Según se estima, por un lado, se impulsará una baja temporal de 3 puntos en las retenciones a la exportación de aceite de soja y un recorte permanente de 4 puntos en la de ciertos cortes de carne vacuna.

Además, se anunciará la eliminación de los derechos de exportación para bienes industriales para promover los envíos con mayor valor agregado.

Se analiza una suba de tasas, una baja de encajes y mayores restricciones para que los fondos extranjeros salgan del país vía contado con liquidación (CCL)

Con estas nuevas medidas, las autoridades esperan que aumenten las exportaciones, con ello el ingreso y la oferta de dólares, y de esta manera estabilizar el mercado. Sin embargo, esta dinámica retroalimenta la presión sobre las reservas ya que incentiva a los exportadores a demorar la liquidación a la espera de un tipo de cambio mejor y a los importadores a adelantar compras en el exterior.

Tal como se esperaba, con fecha 2 de octubre, el organismo monetario dispuso una serie de medidas tendientes a eliminar las tensiones en el mercado cambiario y asegurar la liquidez, entre las que se destacan:

  • prohibir la compra de dólar ahorro para los funcionarios del máximo nivel de la administración pública, los legisladores nacionales y los directivos de entidades bancarias oficiales;
  • aumentar la tasa de pases pasivos a un día de plazo y ubicarla en 24% para incentivar al ahorro en moneda local;
  • facilitar las nuevas Inversiones Extranjeras Directas permitiendo que tengan libre acceso al mercado oficial para repatriar las inversiones a partir del primer año de realizadas, y
  • posibilitar la celebración de contratos denominados en yuanes renminbi -la moneda china-, lo que no implica que se puedan comprar yuanes físicos para atesoramiento ni se permitirá la apertura de cuentas bancarias denominadas en esa moneda.

Al respecto, las autoridades señalaron que estas regulaciones buscan evitar desequilibrios temporales que pudieran afectar la posición de reservas internacionales, y que son un instrumento necesario para la coordinación de las decisiones individuales mientras se avanza en la mejora de la situación fiscal, externa y monetaria.

Nota:

(1) El Banco Central define en la categoría de “Grandes empresas exportadoras” a los clientes del sector privado no financiero que reúnan concurrentemente las siguientes condiciones: a) el importe total de sus exportaciones de bienes y servicios de los 12 meses calendario inmediatos precedentes representen al menos el 75% de sus ventas totales -considerando el mercado interno y las exportaciones- para ese período; b) mantengan un importe total de financiaciones alcanzadas en pesos en el conjunto del sistema financiero que supere $ 1.500 millones y/o pases y/o cauciones bursátiles tomadas -en pesos y/o en moneda extranjera- cualquiera sea su importe. De tratarse de clientes o conjuntos económicos cuyos controlantes -aplicando el criterio previsto en el punto 1.2.2. de las normas sobre “Grandes exposiciones al riesgo de crédito”- sean residentes en el país, ese importe será de $ 5.000 millones.