202005.28
0
0

Consumidores hipervulnerables: ¿quiénes son?

El 28 de mayo de 2020 se publicó en el Boletín Oficial la resolución 139/2020 de la Secretaría de Comercio Interior, que trae una nueva definición de consumidores y fija las pautas que se deberán tener cuenta para regular a este nuevo subgrupo de consumidores.

En ese marco, se crea la definición de consumidor hipervulnerable, entendiendo por tal a aquellos consumidores que sean personas humanas y que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad en razón de su edad, género, estado físico o mental, o por circunstancias sociales, económicas, étnicas y/o culturales, que provoquen especiales dificultades para ejercer con plenitud sus derechos como consumidores, y abre la posibilidad de que puedan ser considerados tales las personas jurídicas sin fines de lucro que orienten sus objetos sociales a los colectivos comprendidos en la normativa.

Dentro del colectivo se pueden mencionar las personas con discapacidad con certificado que lo acredite, mayores de 70 años, migrantes y/o turistas, pueblos originarios, gente en condición de ruralidad, residentes de barrios populares, jubilados, pensionados o trabajadores que perciban una remuneración no superior a dos veces el salario mínimo, vital y móvil, beneficiarios de planes sociales, quienes perciben beneficios por desempleo, personas pertenecientes al colectivo LGBT+ y/o veteranos de guerra.

Incluye a los monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supera dos veces el salario mínimo, vital y móvil.

Para ello, encomienda a la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, dependiente de la Secretaría de Comercio Interior, que promueva acciones que favorezcan procedimientos más eficaces y expeditos para la adecuada resolución de conflictos, implemente medidas que eliminen obstáculos, identifique los reclamos iniciados en COPREC y el Servicio Nacional de Arbitraje de Consumo (SNAC) por estos consumidores particulares, articule la intervención del servicio de patrocinio jurídico gratuito y permita que puedan ejercer sus derechos en procedimientos administrativos de la mejor manera posible.

Y en especial, la normativa se propone que en todos los procedimientos administrativos en los que esté involucrado un consumidor hipervulnerable se asegure un lenguaje accesible, claro, coloquial, que sea adecuado a las condiciones de esos consumidores, y por otro lado, refuerce la colaboración de los proveedores para garantizar una adecuada y rápida composición del conflicto.

FECHA DE NOVEDAD: 28/5/2020


Cita digital: EOLDC101609A