Últimas medidas del BCRA en el marco del coronavirus: apertura de sucursales y refinanciación de tarjetas de crédito

por
Últimas medidas del BCRA en el marco del coronavirus: apertura de sucursales y refinanciación de tarjetas de crédito

El Banco Central de la República Argentina ha tomado numerosas medidas desde que el Poder Ejecutivo decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, flexibilizando con el correr de los días algunas de ellas.

Dentro de las últimas medidas, a partir de hoy se habilita la apertura de sucursales para atención al público en general. La Comunicación A 6958 dispone que las entidades financieras, las empresas no financieras emisoras de tarjetas de crédito y compra, y otros proveedores no financieros de crédito deberán abrir sus sucursales para la atención al público en general, pero sin acceso a las cajas y según un cronograma que depende de la terminación del DNI o dígito verificador del CUIT, y con turno previo acordado por medios electrónicos.

Los turnos se pueden solicitar desde el 8 de abril a través de home banking, líneas de teléfono o mail -según lo que habilite cada banco-. El comprobante de turno es obligatorio para el ingreso a la sucursal. Este comprobante servirá asimismo como permiso de circulación.

La atención de clientes que sean beneficiarios de haberes previsionales y pensiones integrantes del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), o de aquellos cuyo ente administrador corresponda a jurisdicciones provinciales o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, será conforme al cronograma que difunda la ANSES o que el correspondiente ente administrador establezca, no siendo necesaria la obtención de turno.

Las Comunicaciones C 87028 y 87029 recuerdan las condiciones de seguridad e higiene que se deben respetar y el listado de entidades no financieras que también podrán prestar servicios de atención al público.

Con respecto a las tarjetas de crédito, originalmente se había trasladado al 13 de abril el vencimiento de aquellas cuyos vencimientos operaban durante la primera y segunda etapa de cuarentena, es decir entre el 20 de marzo y el 12 de abril, sin generar intereses resarcitorios.

Se recuerda que existen disposiciones del BCRA que permiten que los débitos directos y automáticos pueden ser reversados a solicitud de los clientes dentro de los 30 días corridos contados desde la fecha del débito y la devolución de los fondos debe operar dentro de los 3 días hábiles posteriores a la solicitud.

De acuerdo con la Comunicación A 6964, las entidades financieras ahora deberán refinanciar en forma automática los saldos impagos de tarjetas de crédito a un año de plazo, con 3 meses de gracia, 9 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, y una tasa nominal anual de 43%, sin necesidad de trámite alguno por los clientes que opten por no pagar el total al vencimiento.

De esta forma, las cuotas comenzarán a abonarse en agosto de este año. Según fuentes del BCRA, se pagará un valor de $147 por cada $1.000 refinanciados.

Con respecto a los intereses compensatorios, la misma Comunicación dispone una reducción al 43% de la tasa nominal anual máxima que las entidades pueden percibir por financiación de tarjetas de crédito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.